El paro del gremialismo opositor en Rosario se hace sentir con los piquetes y cortes

El paro del gremialismo opositor en Rosario se hace sentir con los piquetes y cortes
La medida de fuerza de la CGT de Moyano y la CTA opositora tendrá un actamiento dispar. La huelga se hace sentir en las escuelas públicas, bancos y en la rama de Camioneros.

El paro de hoy lanzado por la CTA opositora y la CGT de Hugo Moyano producirá literalmente una Rosario bloqueada por la cantidad de piquetes anunciados en los principales puntos de acceso y salida de la ciudad. La medida de fuerza, con un variado menú de reclamos, tendrá un acatamiento dispar por la división y atomización que vive el gremialismo argentino frente a las políticas del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

El de hoy es el primer paro nacional que afrontará el kirchnerismo desde que está en el poder.

Junto a la CTA y la CGT, se movilizarán la Corriente Clasista y Combativa (CCC), el Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST), Barrios de Pie, la Federación Agraria Argentina (FAA) y demás organizaciones políticas y sociales.

En Rosario, el impacto del paro se hará sentir en ámbito docente (Coad y Amsafé Rosario), bancarios, empleados estatales (ATE), además de toda la rama de Camioneros, por lo que no habrá recolección de residuos y transporte de caudales.

Habrá actividad normal en todas las dependencias municipales, ya que ese gremio no adhirió al paro, en las escuelas privadas (Sadop no va al paro) y en la Universidad Tecnológica Nacional.

Lo del transporte es un capítulo aparte. Si bien la Unión Tranviaria Automotor (UTA) no hace huelga, el servicio urbano y de larga distancia se verá resentido por los piquetes, no sólo en la periferia de Rosario sino en el centro mismo de la ciudad (ver infografía).

El cuanto al Gran Rosario, se suman al paro los gremios aceiteros, armadores, dragado y balizamiento, y la CGT San Lorenzo.

Organización. Más allá de cómo militen el paro los distintos gremios, el éxito de la medida de fuerza descansará en la capacidad organizativa de los piquetes, lo que preanuncia un día complicado, o una tarea imposible para aquellos que quieren salir o circular por la ciudad.

En una conferencia de prensa ayer al mediodía, los gremios y organizaciones sociales que adhieren al paro, indicaron los alcances de la medida que incluirá, además de los piquetes, movilizaciones en distintas zonas Rosario.

Eduardo Delmonte, líder de la Corriente Clasista y Combativa (CCC), indicó que los cortes serán protagonizados por desocupados, recolectores, camioneros, trabajadores de barrido y limpieza, y otros gremios.

Gustavo Teres, secretario general de Central de Trabajadores Argentinos (CTA-Rosario), dijo que la medida tendrá un alto acatamiento ya que hay una "alta adhesión al reclamo y a los motivos que es principalmente por el impuesto a las ganancias y el salario mínimo de 2800 pesos".

En ese sentido, el dirigente sindical amplió que "los docentes, por ejemplo, están pagando ganancias y eso es una barbaridad porque estamos hablando de sueldos muy bajos, y porque hay una inflación galopante, por eso pedimos un aumento salarial de emergencia".

Además de la eliminación del impuesto a las ganancias y un salario de emergencia (un plus salarial de 4.000 pesos para todos los trabajadores), la CTA-Rosario reclamará por la universalización de las asignaciones familiares sin tope, devolución de los aportes de las obras sociales, por el 82 por ciento móvil para los jubilados y la devolución de los aportes de las obras sociales, entre otras demandas.

Esta agrupación gremial marchará hoy desde 10.30 a la plaza 25 de Mayo hasta la plaza San Martín, donde realizará el acto central.

En la ciudad de Santa Fe, salvo en los bancos y en la recolección de residuos, el día asoma con actividad normal, ya que los empleados estatales y los docentes de Amsafé están alineados con el gobierno nacional.

Defensa

En la antesala del paro nacional, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner convocó anoche a los trabajadores “a la defensa del proyecto político que ha generado mas de 5 millones de puestos de trabajo”, y agregó: “Mientras me toque la responsabilidad del Estado nacional, voy a seguir defendiendo lo que considero más adecuados para los intereses de la Argentina”.

Comentá la nota