El paro se hizo sentir en grandes ciudades del interior

El paro se hizo sentir en grandes ciudades del interior

El paro nacional del sindicalismo opositor tuvo alto acatamiento también en el interior del país, donde la falta casi total de transporte afectó el resto de las actividades públicas y privadas.

La medida de fuerza en la mayoría de las provincias provocó que la jornada se viviera como un día feriado, sin recolección de residuos, funcionamiento parcial de escuelas y entidades públicas, y escasa circulación de taxis y remises que trataron de aprovechar la falta de colectivos.

La alta adhesión a la protesta se pudo percibir en calles vacías, la escasa circulación de vehículos, en su mayoría, de autos particulares y en el funcionamiento parcial de escuelas y la administración pública.

En las grandes ciudades de la provincia de Santa Fe, el paro se sintió en forma notable en Rosario, Rafaela, Venado Tuerto y Reconquista, en las que la falta de transporte tuvo gran incidencia en el resto de las actividades, aunque se dictaron clases casi en forma normal y funcionó parcialmente la administración pública.

Funcionaron los servicios de taxis y remises, estaciones de servicio, los hospitales públicos sólo atendieron en las guardias de emergencia y la actividad bancaria fue casi normal.

En Rosario no hubo transporte, ni clases y los piquetes en las terminales agroexportadoras del Gran Rosario obstaculizaron la actividad.

La actividad en el comercio y en la administración pública fue casi normal.

Se realizaron piquetes en la avenida Circunvalación, que complicaron a los automovilistas que quisieron usar ese camino para viajar hacia Buenos Aires.

En el Gran Rosario se realizan cortes y una concentración en el ingreso sur de la ciudad de San Lorenzo, y en el sector agroexportador casi no hubo actividad por el paro de aceiteros y gremios marítimos y portuarios.

En Salta, el paro tuvo una alta adhesión en toda la provincia y en la ciudad capital no circularon colectivos, sólo lo hicieron taxis y remises, y se abrieron las oficinas públicas y escuelas donde el funcionamiento fue parcial.

Hubo un alto acatamiento de las estaciones de servicio. La ciudad amaneció con residuos desparramados, porque pese a la falta de recolección, los comerciantes decidieron sacar sus bolsas de basura.

En Córdoba no circuló el transporte público y aunque hubo taxis y remises, fue baja la cantidad de autos particulares en relación a días de actividad habitual.

Hubo cortes cortes en algunos puentes de acceso a la zona céntrica impulsados por movimientos de izquierda y no atendieron al público las delegaciones de PAMI y la ANSES.

Además del transporte, se adhirieron al paro los gremios de Luz y Fuerza y otros alcanzados por el descuento en el impuesto a las Ganancias.

En Santiago del Estero no hubo actividad en la terminal de ómnibus “Néstor Kirchner” por el paro de transporte y no atendieron las oficinas nacionales como ANSES, PAMI y AFIP.

El paro no se sintió mucho en establecimientos provinciales y municipales, donde muchos llegaron a su trabajo en vehículos particulares y compartiendo taxis.

En Jujuy tampoco hubo transporte público y se realizaron piquetes sobre el acceso sur de la ciudad y otro en la avenida El Xodo, frente la sede central del municipio.

Muchas escuelas suspendieron las clases y no hubo recolección de residuos.

El paro tubo también un fuerte apoyo en Mendoza. Sin transporte público, la ciudad estuvo casi sin actividad, y partidos de izquierda y empleados estatales realizaron piquetes en distintos puntos de la capital provincial.

La adhesión de gremios estatales, médicos, judiciales y de la Empresa Provincial de Transportes de Mendoza (EPTM), entre otros, hicieron que la ciudad prácticamente no tuviera actividad.

En Formosa no hubo distribución de mercaderías, ni aprovisionamiento de cajeros automáticos bancarios, aunque los bancos abrieron sus puertas.

Trabajadores del sindicato de camioneros realizaron piquetes para bloquear el trasporte interprovincial e internacional, no hubo transporte y fue alto el ausentismo en escuelas y la administración pública.

En Neuquén, el paro registró un fuerte apoyo en el transporte y la actividad estatal, y se realizaron cortes sobre la Ruta Provincial 7 al ingreso del Parque Industrial de la capital y protestas de camioneros en Arroyito y Plaza Huincul y de otros gremios en las dos vías de la ruta que une Neuquén con Centenario en Río Negro.

El paro tuvo también un alto acatamiento en Tucumán, donde se realizaron piquetes en puentes y rutas, y grupos de gremialistas marcharon por el microcentro de la capital provincial para que los pocos negocios abiertos cerraran sus puertas, sin que se produjeran incidentes.

La paralización fue total en el transporte, no hubo abastecimiento de combustible y abrieron los bancos aunque con poca actividad, no hubo clases en la universidad y sólo pocas escuelas funcionaron pero en forma parcial y casi sin alumnos.

Comentá la nota