El paro se hizo sentir en Sáenz Peña

El paro se hizo sentir en Sáenz Peña
El alto acatamiento en los organismos estatales a las medidas de fuerza convocadas desde los distintos gremios por el término de 72 horas generaron una paralización casi total de las actividades en los distintos organismos públicos.
El paro se sintió en esta ciudad como no lo ocurría desde hace muchos años, donde se sumaron profesionales médicos del hospital 4 de Junio, personal en general nucleados en UPCP y empleados judiciales que a partir de las 10 de la mañana comenzaron con el cese de actividades. También un importante porcentaje de docentes de las escuelas públicas adhirió a las medidas anunciadas por los principales sindicatos del sector.

Este fue el sombrío panorama en la ciudad, donde parecería acentuarse cada vez con más fuerza, ya que este viernes algunos gremios decidieron extender la medida sin asistencia a los lugares de trabajo, según adelantaron los dirigentes gremiales.

Profesionales médicos del Hospital 4 de Junio se manifestaron este miércoles frente al nosocomio en el marco de la medida de fuerza que llevan adelante.Empleados judiciales iniciaron este miércoles a media mañana una medida de fuerza que paraliza el servicio de justicia hasta el inicio de la semana venidera.Los pasillos del Hospital 4 de Junio fueron el fiel reflejo del alto acatamiento de la medida de fuerza que llevan adelante los distintos sectores gremiales.

Incluso para la jornada de este jueves todos confluirán a partir de las 8.30 en plaza San Martín desde donde llevarán a cabo una marcha por las calles de la ciudad en reclamo de una mayor atención por parte del gobierno provincial en los reclamos que viene llevando adelante cada uno de los sectores.

En el hospital

La Gremial Médica Hospitalaria en la jornada del miércoles convocó a la totalidad de los profesionales médicos en la vereda del nosocomio para expresar sus reclamos, sobre todo apuntando a las condiciones casi infrahumanas a las que deben desempeñarse “con el constante hostigamiento de amenazas por parte de parientes de enfermos, y con salas de internación y pasillos que se inundan en cada una de las lluvias”, sentenció Diego Gustin, profesional médico que está al frente de los reclamos.

El profesional agregó que “la medida de fuerza consiste en hacer saber los reclamos a cada uno de los pacientes que vienen al hospital, ya que en las condiciones edilicias que se encuentra es casi imposible atender la salud de la gente”, arremetió Gustin.

“La totalidad de los médicos que trabajamos en el hospital estamos de paro con asistencia a los lugares de trabajo, queremos aclarar eso”, sostuvo el médico. Explicó que las guardias de emergencia están funcionando con total normalidad, como también la atención a los internados en cada una de las salas.

Y anticipó que “la medida de fuerza se extenderá hasta tanto las máximas autoridades de la provincia solucionen los reclamos, que no es más que otra cosa que un lugar digno para desempeñarse y poder atender a la gente”, concluyó Diego Gustin.

Pacientes convalescientes en los pasillos

La postal que ofrecían ayer los pasillos del hospital de esta ciudad estaba en su mayoría prácticamente sin gente, y a los pocos que se los pudo ver deambular de un lugar a otro para poder ser atendidos por algún profesional médico, casi con angustia.

El caso de Alejandro Gómez, un joven que llegó desde la localidad de Charata con una de sus piernas con una doble quebradura expuesta, pero que una vez atendido en la guardia del hospital de esta ciudad fue derivado a un profesional para el posterior tratamiento. Debido al paro que regía desde ayer, y que se extenderá hasta el próximo viernes, el joven no podrá ser operado, según le avisaron desde la administración.

Ante este panorama, el joven peticionó a algunas de las autoridades hospitalarias para que lo internen, y de esta manera poder ser atendido como precisa, dijo Alejandro. “Los dolores que tengo que soportar por esta quebradura que tuve en un accidente automovilístico no los aguanto más”, manifestó.

“Hay momentos en que parece que me voy a desmayar del dolor, y solo tengo unas pocas pastillas que me suministraron en la farmacia del hospital, es por eso que necesito cuanto antes ser operado para poder terminar con este inaguantable dolor”, peticionó el joven.

Sin servicio de justicia hasta el lunes

El servicio de justicia es otro de los sectores que se ve afectado a partir de los reclamos salariales que llevan adelante los empleados de este poder. Las medidas de fuerza que se cumplen a partir de ayer paralizarán la actividad hasta la semana entrante.

El miércoles los trabajadores solo cumplieron sus funciones hasta media mañana y luego se retiraron a sus domicilios y a partir de hoy la medida continuará sin asistencia a los lugares de trabajo por 48 horas.

Tanto Miguel Ramos del Sindicato de Empleados Judiciales como Lilian Ruiz y Erik Ponce de la Unión de Trabajadores Judiciales del Chaco coincidieron en señalar que la implementación del aumento del 25 % en tres cuotas aplicados por decreto por el gobierno de la provincia no satisface las expectativas de los trabajadores judiciales y “esto queda demostrado con la continuidad de las medidas de fuerza”.

Ramos comentó que la totalidad de los gremios judiciales mantuvieron un encuentro con la comisión de Hacienda y Presupuesto de la Cámara de Diputados que los había convocado para tratar de analizar alternativas de destrabe del conflicto.

“A pesar del aumento implementado por el gobierno el descontento de los trabajadores continúa y las medidas implementadas hasta aquí tuvieron un alto acatamiento” sostuvo Ramos.

Para Ramos esto se genera debido a que “el incremento solicitado fue en su momento del 30% y a un plazo medio no como lo aplicó el gobierno, es decir, en dos no en tres etapas como finalmente se dio”.

Explicó que luego de la reunión “surgió el compromiso de los legisladores de evaluar los planteos efectuados por los gremios y tratar de encontrar una propuesta superadora para superar la situación”.

La evaluación incluiría “la propuesta presentada de blanqueo de algunos tipos de bonus como el ticket canasta o sumas en negro que en conjunto suman unos $1240 pesos. Para retomar el diálogo con la aplicación de un porcentaje del 15% aplicable a marzo que si bien está culminando se podría implementar el pago por planilla complementaria” dijo Ramos como alternativas para la búsqueda de la solución al conflicto.

Comentá la nota