Paro de 48 horas en el hospital de Sáenz Peña

El secretario general de UPCP, José Niz, expresó un profundo y enérgico rechazo a la tercerización del servicio de cocina del Hospital “4 de Junio” de Presidencia Roque Sáenz Peña y anunció un paro por cuarenta y ocho horas en el nosocomio, en defensa de la fuente de trabajo y de la carrera administrativa.
Niz consideró que esta medida representa un agravio para los trabajadores, porque mientras se están desarrollando las reuniones de las subcomisiones sectoriales de pase a planta que pretenden abordar un estudio serio de las necesidades institucionales de cada jurisdicción, y diagramar el pase a planta en tres años, desde el mismo Estado se generan medidas que implican –incorporación de recurso humano a través de la tercerización de los servicios con un mayor gasto para el Estado, con la excusa de que se contratan empresas especializadas, dejando de lado al personal existente que realiza estas tareas y sostiene el servicio sin ningún tipo de reconocimiento o pago de salarios justos.

“Estamos ante una violación de la carrera administrativa y el desconocimiento a las labores y funciones que desarrolla el personal de planta permanente, del Decreto Nro. 315 que prevé la organización y estructura del sistema sanitario provincial, y lo más grave de la ley de paritarias que establece un ámbito institucional en el que se deben discutir las condiciones de trabajo y la ejecución de políticas de estado en igualdad de condiciones: la empleadora y la institución sindical”, enfatizó el dirigente sindical.

Contradicciones del Ejecutivo

El máximo referente de los trabajadores público, consideró que “son cada vez mayores las contradicciones en las acciones y decisiones que se toman desde el Poder Ejecutivo provincial, por un lado se anuncia la apertura de la negociación colectiva en febrero, estamos ante un proceso de pase a planta, que se debe ejecutar en un período de tres años, en salud se llama a concursos de antecedentes y oposición, creando 498 cargos de personal que directamente será designado como personal de planta con todos los beneficios que corresponden a las categorías donde se los designe, y no se prevé el recurso humano que se necesitará en los distintos Servicios de Alimentación de los establecimientos sanitarios”, agregando que “para mayor preocupación se contratan los servicios de terceros para la realización de tareas que son propias y específicas de los agentes dependientes del Estado provincial”.

Niz advirtió que la tercerización de servicios esenciales del sistema de salud, “debe alertar a todos los trabajadores de la administración pública provincial, porque son medidas que se destacan como soluciones mágicas y que después generan un mayor gasto para el Estado y ponen en peligro la estabilidad del empleado público y transgreden el principio de buena fe que debe presidir las relaciones entre el Estado y los trabajadores a través de su institución sindical”.

El Estado que queremos

“El Poder Ejecutivo ha sostenido en todos los ámbitos la necesidad de transformación y modernización del Estado, pero estas medidas obligan a analizar el Estado que queremos”, consideró Niz y agregó que “lo que tenemos claro los trabajadores es que no queremos un Estado que permita que quienes manejan las políticas públicas y los recursos habiliten que empresas privadas se apropien de la gestión política, a través de licitaciones que legitiman un accionar que a la larga provoca no sólo perjuicios a los trabajadores de la administración sino también a la comunidad que depende del servicio de salud que presta el Estado”.

Comentá la nota