El paro del jueves afectará al transporte, los cajeros y la recolección de residuos

El paro del jueves afectará al transporte, los cajeros y la recolección de residuos
Más de 30 gremios anunciaron que adherirán a la huelga general que convocaron las dos CGT enfrentadas al Gobierno, y que impactará en numerosas actividades. La Casa Rosada intenta restar argumentos a la protesta
La Casa Rosada trabaja contrarreloj para enfrentar el paro. La idea es cerrar la mayor cantidad posible de paritarias para demostrar que los conflictos laborales se encaminan a una solución. Con ese mensaje busca contrarrestar las razones sobre las que se apoya la medida de fuerza de 24 horas que lanzó la CGT de Hugo Moyano y la de Luis Barrionuevo, a la que se sumó la CTA disidente. Pero la pelota ya está rodando y frenarla parece una tarea imposible.

El 10 de abril se anticipa como un día caótico. Es que el fuerte del moyanismo pasa por el transporte, que una vez más está preparado para mostrar su poder de daño. Hoy 36 gremios ligados a esa área confirmaron que participarán de la huelga.

La decisión de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) se aprobó por unanimidad en el plenario que se realizó en la sede de Jujuy al 1000, en la Ciudad. Su impacto se avizora notable: abarca aire, tierra y agua.

En un comunicado, la entidad que conduce Juan Carlos Schmid (dragado y balizamiento) asegura que no habrá colectivos ni trenes; el funcionamiento de los micros urbanos se definirá en la reunión que hará la UTA el lunes. Tampoco habrá vuelos internacionales o de cabotaje, ya que los pilotos de APLA se pliegan al paro.

La falta de camiones repercutirá en áreas sensibles para la vida cotidiana: no habrá recolección de residuos (no habrá actividad en las plantas de la Ceamse), lo que representa un problema grave sobre todo para los grandes centros urbanos. Lo mismo ocurrirá en el transporte de caudales, combustibles y alimentos; el resultado se verá en los cajeros, estaciones de servicio y mercados.

También la marina mercante, la industria naval y todas las embarcaciones marítimas, fluviales y de pesca se verán afectadas.

Comentá la nota