El paro en Las Lajitas continuará hasta que reincorporen a Cerrano

El paro en Las Lajitas continuará hasta que reincorporen a Cerrano
Desde hace 13 días, unos 40 trabajadores de Las Lajitas acampan en el playón municipal y desde el miércoles están en las veredas de las oficinas de Acción Social, Rentas y de la Oficina de Empleo.
Desde la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) advirtieron que no cesarán con la medida de fuerza hasta tanto se reincorpore a Saúl Cerrano un trabajador que fue despedido, luego de un paro por 72 horas.

Marcelo Vizgarra, secretario Gremial del Consejo Directivo provincial de Ate, explicó que luego de 72 horas de paro por reclamos salariales que se llevaron a cabo en febrero, celebraron un acta acuerdo, en donde el intendente Alberto Fermani se comprometió a no tomar represalias ni a despedir a los trabajadores. Sin embargo, unos días después despide a Cerrano. "El intendente aduce que por ser contratado puede rescindirle el contrato cuando lo desee. Si bien la ley 6078/83 que da origen al Estatuto del Empleado Municipal faculta al Ejecutivo a rescindir cuando lo considere necesario sin notificarlo, no puede hacerlo en el marco del arreglo de un conflicto, porque con eso quiere ejemplificar", agregó.

Para el sindicalista, el despido se convirtió en represalia, porque "Fermani quiso mostrar una conducta ejemplificadora, o sea si vos reclamás te puede pasar esto".

Ante la negativa del jefe comunal de reincorporar a Cerrano despues de dos semanas de paro, el lunes marcharán reclamando por el despido y en conmemoración al Día de la Memoria. La marcha se hará por las calles del pueblo y culminará en un acto en la plaza principal.

Represalia

Según Vizgarra, el intendente de Las Lajitas tomó represalias contra Cerrano por preguntar a través de la red social facebook donde fue a parar el dinero de una obra de tendido eléctrico, lo que fue tomado por Fermani como una calumnia. "Cerrano escribe que a dos trabajadores se les pagó $300 por la mano de obra y que el municipio ya contaba con los materiales y sin embargo la obra se facturó por $500.000. Él solo ejerció su derecho de expresión y de vivir en democracia al preguntar dónde estaba la plata", agregó.

“El intendente mas allá de responder que pasó con el dinero o explicar como funcionario público que pasó realmente con la obra, opta despedir a Cerrano”, apuntó Vizgarra.

Por otro lado, el gremialista manifestó que el viernes el Concejo Deliberate le pidió al Ejecutivo mediante una Resolución que “a fin de restablecer la paz social reintegre en sus funciones a Saul Cerrano”.

Coment� la nota