Paro y marcha de estatales contra el fraccionamiento del medio aguinaldo

Trabajadores estatales bonaerenses enrolados en la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) marcharon desde el Congreso nacional a la Casa de la Provincia de Buenos Aires para reclamar que el gobierno de Daniel Scioli de marcha atrás con el pago del medio aguinaldo fraccionado en cuatro cuotas.
“No aceptamos el pago fraccionado de todos los trabajadores como pretende Scioli, tiene que haber marcha atrás”, reclamó Roberto Baradel, secretario general de SUTEBA y la CTA-Buenos Aires en un escenario montado arriba del trailer de un camión ubicado en la intersección de avenida Callao y Perón.

El secretario general de SUTEBA y la CTA Buenos Aires, aseguró que “si hoy no tenemos respuesta, el viernes habrá paro general, y si el viernes no está resuelto (el conflicto) le decimos al gobernador que los docentes y los auxiliares escolares no comenzamos el ciclo lectivo después del receso (de las vacaciones de invierno)".

Baradel también criticó durante el acto que Alberto Pérez, jefe de Gabinete del gobierno de la provincia de Buenos Aires, haya dicho que la decisión de fraccionar en cuatro el medio aguinaldo se debe a que en octubre iba a haber problemas con los salarios.

“Pongan la plata. Los eligieron para gobernar la provincia”, pidió el secretario general de SUTEBA.

Además, sostuvo que “desde febrero no le pagan las partidas a los comedores comunitarios”, no están pagando los comedores escolares” y agregó que “tampoco hay insumos en los hospitales”.

Asimismo aseguró que “también vamos fuertemente por las asignaciones familiares, porque queremos que las cobren todos los trabajadores, sin distinción, y queremos que se resuelva el impuesto a las ganancias y que haya reforma tributaria y paguen los que más tienen”.

En esa línea, Hugo Yasky, titular de la CTA, quien cerró el acto, dijo que “tenían que haber metido la mano en el bolsillo de los que más tienen” y que “el mínimo no imponible se tiene que resolver” y “el gobierno nacional tiene que enviar la ley de reforma tributaria”.

“Tienen que pagar los que más tienen. Basta de cortar el hilo por lo más delgado”, remarcó Yasky.

Baradel también dijo durante el acto que “los trabajadores nos habíamos olvidado que los gobiernos utilizaran como variable de ajuste el salario y no se lo vamos a permitir".

Yasky, por su parte, señaló además que “se llenan la boca en la campaña, pero a la hora de gobernar son inútiles. Hay provincias mucho más pobres y con mayores padecimientos (que Buenos Aires) que están pagando los aguinaldos”.

Asimismo, advirtió que “cuando el gobierno (bonaerense) vea la foto de esta marcha va a tener que pensar que se va a multiplicar por diez, por 100 si no respeta los derechos de los trabajadores”.

Por su parte, Daniel Pérez Guillén, secretario general adjunto de la Asociación Judicial Bonaerense (AJB) y de la CTA-Buenos Aires remarcó sobre las medidas de fuerza que “hoy está totalmente paralizada la justicia. Aceptamos dialogar, pero cuando tocan el salario, salimos y pegamos con un sólo puño”.

Y agregó en ese sentido: “Antes de tocar el salario de los trabajadores hay que tocar los grandes intereses de los terratenientes, de las corporaciones. Paguen el salario y nos sentamos a discutir”.

En tanto, Fabián Alessandrini, secretario General de ATE Zona Norte y Adjunto de la CTA Buenos Aires, manifestó que “hoy le decimos no al ajuste de Scioli” y aseguró que “el viernes va a estar totalmente parada la provincia de Buenos Aires, en referencia a la continuidad de las medidas de fuerte ante la falta de respuestas.

Comentá la nota