Por el paro el martes no habrá bancos ni recolección de residuos

El paro del próximo martes, dispuesto por la CGT de Hugo Moyano y la CTA antikirchnerista, podría repercutir en numerosos rubros de nuestra ciudad, por lo que no habrá atención bancaria, tampoco se brindará la recolección domiciliaria de residuos y sería dificultoso el dictado de clases en el ámbito público porque se sumaría la Federación de Educadores Bonaerenses y los auxiliares enrolados en ATE.
La medida de fuerza se concretará para exigir la Gobierno el aumento del mínimo no imponible del impuesto a las ganancias sobre salarios, la universalización del salario familiar y un aumento de emergencia para jubilados y pensionados.

En la Delegación Necochea de la Confederación General del Trabajo, que tiene a Mario Lastra como secretario general, mañana habrá una reunión de todos los gremios adheridos y se coordinarán aspectos del paro por 24 horas, en el cual los sindicatos enrolados en la CTA que orienta Pablo Micheli se movilizarán a Plaza de Mayo.

“Esperamos que la medida tenga una elevada adhesión porque son muchos los gremios que se sumarán”, expresó Lastra, quien pertenece a la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (Uatre), una de las organizaciones que mantiene una estrecha relación con el Sindicato de Choferes de Camiones de Moyano.

Si bien todavía no se han definido manifestaciones en nuestro medio, el titular de la CGT no descartó que se realicen cortes parciales en las rutas de acceso.

Precisamente, en el gremio de Camioneros que aquí conduce Alberto Oscar Peralta, se confirmó que no se efectuará la recolección de residuos, así como tampoco las estaciones de servicio recibirán combustible. Lo mismo sucederá con los transportes que trasladan todo tipo de carga, desde granos hasta alimentos o envíos postales.

La Asociación Bancaria informó oficialmente que se adhiere al paro “sin asistencia a los lugares de trabajo”, habiendo difundido un comunicado en el que destaca la importancia de derogar el impuesto a las ganancias, la eliminación de los topes para percibir la asignación por hijo, el aumento de emergencia, el aumento del salario mínimo vital y móvil y el rechazo a la extensión a seis horas de la jornada de atención al público.

La actividad portuaria no sólo se resentirá porque no funcionará la bolsa de trabajo de la Uatre, sino que también se sumará la Unión Argentina Recibidores de Granos (Urgara) y la Asociación de Empleados de Terminal Quequén, entre otros.

Sin juzgados

Por otra parte, la titular de la delegación local de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) y de la CTA de Micheli, Helena García, anticipó que el sector, además de sumarse al paro, contempla trasladar una delegación a la movilización prevista en Plaza de Mayo.

La dirigente estimó que la medida se reflejará en los establecimientos educativos porque numerosos auxiliares están insertos en ATE, señalando que tampoco habrá atención en el Registro de las Personas.

También indicó que se plegarán los profesionales de la Cicop (en nuestro medio se desempeñan en el Hospital Neuropsiquiátrico) y los municipales que no forman parte del gremio que conduce José Luis Vidal, el cual es el más numeroso y no se adherirá al paro.

El secretario general de la Departamental local de la Asociación Judicial Bonaerense, Germán Maríngolo, sostuvo que la actividad en los distintos juzgados se resentirá notoriamente debido a que los empleados del sector decidieron parar.

Los ómnibus de corta, media y larga distancia circularán normalmente, dado que la Unión Tranviarios Automotor (UTA) no se encuentra junto a Hugo Moyano, sucediendo lo mismo con el Sindicato de Empleados de Comercio, por lo que en ambos segmentos no deberían producirse inconvenientes.

Comentá la nota