Paro médico: dicen que les descontarán

El sindicato del sector quiere que les paguen un plus por responsabilidad.

El Sindicato Médico de San Juan cumplirá desde las 8 de hoy una jornada de paro por 24 horas, sin asistencia a los lugares de trabajo, en los centros asistenciales de la provincia en reclamo por el pago de un plus por responsabilidad. El ítem no llegó a ser acordado en la última negociación salarial, en la que les concedieron una mejora del 32%, retroactiva al 1 de febrero, al igual que al resto de los estatales. Frente a la medida, en el Gobierno aseguraron que descontarán la jornada no trabajada. “Es lo que corresponde, hay legislación que así lo establece”, dijo ayer el ministro de Salud Pública, Castor Sánchez Hidalgo.

Lo que pretende el sindicato que agrupa a los profesionales de la salud, según explicó Pablo Flores, secretario adjunto de la organización, es el pago de un reconocimiento por responsabilidad médica para poder hacer frente cuando existe una demanda, por ejemplo, por una mala praxis. El monto que piden es del 8 % sobre el básico.

Roberto Gattoni, el ministro de Hacienda, sostuvo que el “planteo está fuera de contexto” porque si al resto de los empleados públicos les dieron un incremento del 32%, a los médicos no les pueden una mejora del 40 %. “Además, está fuera de las posibilidades de la provincia”.

Se trata del primer paro que los médicos harán desde el inicio de la gestión uñaquista. Y el protagonista será el gremio que más dolores de cabeza le dio a la anterior administración provincial por las protestas que llevó adelante, a pesar de que la salud es considerado un servicio esencial y, como tal, tiene que garantizar, por ejemplo, las guardias mínimas y la atención de las emergencias porque la salud de la población no puede quedar desatendida.

La medida de fuerza implicará que no habrá atención en los consultorios externos ni seguimiento de pacientes internados en las salas. De esta última tarea se deberán encargar los jefes de cada servicio. Tampoco habrá operaciones programadas, a excepción de una neurocirugía a una paciente, que incluye la participación de profesionales de Mendoza. Sí, en cambio, habrá guardias en el Hospital de Niños, Rawson, Marcial Quiroga, en las urgencias, Maternidad y en las unidades coronarias de los centros asistenciales.

Como históricamente viene ocurriendo en los últimos años, el sector de los médicos es el más duro de llegar a un acuerdo con el Gobierno, incluso por eso siempre quedan para el último y este año no fue la excepción. El primer acuerdo de la ronda de paritarias correspondiente a este año lo alcanzó la gestión uñaquista el 10 de marzo pasado, cuando los gremios docentes UDAP, UDA y AMET terminaron aceptando un incremento al salario básico del 30 por ciento a partir de febrero. No fue lo único, ya que también el Gobierno propuso aumentos en 2 ítems. Uno de ellos es el A56, que se cobra por persona y que pasará de 800 a 1.000 pesos en 2 tramos. El otro es el código E66, que el maestro lo percibe de acuerdo a su antigüedad. Luego fue el turno del resto de los empleados públicos de la administración pública local, representados a través de los gremios UPCN, ATSA, Soeme, ATE y Sitraviap, a los que el incremento salarial llegó al 32 %. Incluso el Ejecutivo local dispuso una ayuda extra a los municipios de 296 millones de pesos para que los jefes comunales puedan otorgar un aumento salarial a los empleados municipales.

Pero en el camino quedó pendiente un acuerdo final con los médicos, que ahora decidieron convocar a una medida de fuerza. Luego de evaluado el alcance que tenga la protesta de hoy, la dirigencia del Sindicato Médico de la provincia evaluará si para el futuro disponen nuevas medidas de protesta.

Otros reclamos que saltaron en la mesa de negociación entre los médicos y el Gobierno fueron cargas horarias para áreas críticas y guardias pasivas en servicios específicos.

Coment� la nota