El paro de micros duró menos de una hora: la UTA acató la conciliación

Había comenzado a las 21, pero el gremio se sumó a la conciliación dispuesta por el Gobierno. El sindicato exige el cumplimiento de un aumento salarial de 23%. Pero las compañías dicen que no pueden afrontarlo.

Tras haber comenzado a las 21 un paro por tiempo indeterminado, los choferes de micros de larga distancia levantaron esta noche la medida de fuerza, luego que el gremio decidió acatar la conciliación obligatoria dispuesta el Gobierno nacional.

La decisión se conoció a poco menos de una hora de haberse iniciado la protesta. La Unión Tranviarios Automotor (UTA) reclamaba el cumplimiento de un aumento salarial de 23%.

Antes, el vocero de la UTA, Mario Calegari, protestó porque se les "ofreció cero" de mejora en la reunión mantenida ayer en la cartera laboral, aunque reconoció como "válido el argumento" de los dueños de los colectivos sobre que sus cuentas se complicaron por la quita de subsidios y llegó a decir que la administración central "alguna ayuda" les tiene que dar.

El sindicalista, en ese sentido, recordó que los pasajes en avión de la empresa estatal Aerolíneas Argentinas permanecían "más baratos" para viajar a "algunos destinos" producto de la persistencia de las subvenciones para esa compañía.

"Hace seis meses que venimos discutiendo y no hay ofrecimiento de nada", se quejó el secretario de Prensa de la Unión Tranviarios Automotor.

Al referirse al encuentro de ayer, el gremialista puntualizó: "Estuvimos hasta las 21 en el Ministerio de Trabajo con la viceministro (de la cartera), Noemí Rial, y el secretario de Trasporte, (Alejandro) Ramos. Lamentablemente, el sector empresario ofreció cero (de mejora)". "Hace 20 días, levantamos una medida de fuerza donde pedíamos lo mismo. El Ministerio de Trabajo y la Secretaría de Transporte sacaron una resolución (de homologación) y creíamos que estaba solucionado todo pero los empresarios siguen sin hacer caso", se quejó en diálogo con radio 10.

El sindicalista volvió a reclamar la aplicación del incremento salarial de 23 por ciento, para que el sueldo mínimo de un chofer de ómnibus de larga distancia pase de "6.000 pesos a 7.500 pesos".

Esta noche, el secretario de Transporte, Alejandro Ramos, instruyó al interventor de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT), el ex intendente de Chivilcoy Ariel Franetovich, a reforzar los controles para ganrantizar el cumplimiento del servicio.

En una carta dirigida al interventor, Ramos sostuvo que las negociaciones salariales entre gremialistas de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) y cámaras empresarias de larga distancia fueron de forma definitiva concluidas con "el dictado de la Resolución Conjunta 502/13 de la Secretaría de Trababjo y la 264/13 de la Secretaría de Transporte de la Nación".

Comentá la nota