Paro y movilización obrera al Congreso contra la reforma laboral

Paro y movilización obrera al Congreso contra la reforma laboral

Pablo Moyano, las dos CTA,  ATE, los gremios docentes, movimientos sociales y las corrientes de la izquierda junto con agrupaciones sociales y estudiantiles ratificaron la marcha para expresar su rechazo a las modificaciones laborales y previsionales que quiere implementar el Gobierno.

Desde las 12 los alrededores del Congreso serán el punto de encuentro de todas las agrupaciones políticas, sociales y gremiales que rechazan las reformas que impulsa el gobierno, y cuyo debate se dará mañana en el Senado.

El Secretariado General Nacional de la Asociación Bancaria (AB), las conducciones de la Corriente Federal de Trabajadores (CFT) y de ambas CTA (de los Argentinos y Autónoma), los gremios que responden al moyanismo y los movimientos sociales ratificaron ayer que marcharán mañana hacia el Congreso Nacional en rechazo de “las reformas laboral, fiscal y previsional”.

“Los legisladores de todos los bloques de ambas cámaras no pueden convalidar con su voto ese despojo a los sectores populares“, expresaron en un documento Pablo Moyano, la Corriente Federal que también lidera Palazzo y las conducciones de ambas CTA, que encabezan Pablo Micheli y Hugo Yasky.

En la marcha participarán las regionales obreras de Tierra del Fuego, Andina y Comarca Río Negro, San Martín, San Lorenzo, Merlo, Moreno y Marcos Paz y Zona Norte, la Juventud Sindical Peronista de La Plata, Berisso y Ensenada, la filial porteña de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) y del Personal de los Organismos de Previsión Social (Apops), además de movimientos rurales y de confederaciones empresarias.

La Bancaria llamó a un cese de tareas a partir de las 12.30.  También adhiere la Ctera a nivel nacional y los gremios docentes más importantes de la ciudad de Buenos Aires –UTE y Ademys-. “Por amplia mayoría los delegados y congresales de UTE se pronunciaron por un paro de 24 horas para el miércoles 29 con Movilización frente al Congreso de la Nación a las 13 y 30 hs. contra los proyectos macristas que representan un feroz ajuste sobre los trabajadores, jubilados, pensionados y beneficiarios de programas sociales”, dice el comunicado del sindicato.

Los trabajadores del subte pararán desde entre las 5 y las 7 de la mañana.

Por su parte, organizaciones sindicales, sociales, políticas y estudiantiles, sectores de la pequeña y mediana empresa (Pymes), cooperativistas, entidades de jubilados y organismos de derechos humanos también se sumaron a la movilización.

Los sindicatos y agrupaciones sindicales de la izquierda, encabezados por el Sindicato Unico del Neumático y la seccional Haedo de la Unión Ferroviara participan de la movilización con una columna independiente.

En un documento titulado “Basta”, la conducción bancaria expuso la necesidad de detener “la nueva etapa de ajuste llamada de reformas permanentes e iniciada en diciembre de 2015″, y precisó que el objetivo “es cubrir el déficit fiscal de un esquema económico inviable y la transferencia de ingresos a los grandes conglomerados empresarios, que son incapaces de revertir el creciente déficit comercial”.

Los secretarios general y de Prensa del gremio, Sergio Palazzo y Eduardo Berrozpe, respectivamente, señalaron que “el camino de la reducción de impuestos directos agrava el desequilibrio de los recursos del Estado a partir del blanqueo de quienes negrearon evadiendo el pago de contribuciones a la seguridad social”. En esa línea, agregaron que esa rebaja tributaria “no incluye la prometida derogación del impuesto al salario y supone un incremento del 2 por ciento en la presión impositiva a la pequeña y mediana empresa“.

Se trata de reformas regresivas que golpean a los actuales y próximos jubilados, a los trabajadores de la economía informal y a todos los del sector formal. También se promueve la anulación de principios fundamentales del derecho del trabajo, como la irrenunciabilidad de derechos o la responsabilidad del empleador principal en el caso de las tercerizaciones, y la disminución de las indemnizaciones”, puntualizaron.

Los dirigentes también cuestionaron la reforma previsional  al subrayar que “el cambio de fórmula de las actualizaciones salariales de los jubilados impone una brutal pérdida de poder adquisitivo, al igual que para los salarios de los trabajadores activos, ya que se presiona con topes a las paritarias mientras no existe control de precios y se suceden los tarifazos”, lo que significa menos demanda y empleo y más

Comentá la nota