El paro de los municipales frenará 45 cirugías y unos 4 mil trámites

Hoy comienzan una huelga de 48 horas en demanda de una mejora en sus salarios. Prometen guardias sanitarias. Se reprogramaron mil turnos para renovar el carné.
El Heca verá afectados sus servicios hoy y mañana por la medida de fuerza de los municipales.

Los trámites en los seis centros de distrito y la atención en hospitales municipales se verán afectados desde hoy por un paro de 48 horas dispuesto por el sindicato que agrupa a los trabajadores del sector, en el marco de las negociaciones paritarias por una recomposición salarial, que están trabadas desde el viernes pasado. Si bien la atención de las urgencias está garantizada, la protesta forzó la reprogramación de 45 cirugías y 2 mil turnos en los centros de salud, mientras que quedaron postergadas para la semana próxima unas mil renovaciones del carné de conducir.

Uno de los espacios donde más se verá resentida la actividad es en los hospitales y en los centros de salud, que directamente permanecerán cerrados.

El subsecretario de Salud municipal, Leonardo Caruana, afirmó que "la atención de las urgencias estará totalmente garantizada en las guardias de los hospitales", al tiempo que el Sistema Integrado de Emergencia Sanitaria (Sies) funcionará con normalidad.

Problemas. Sin embargo, 45 cirugías que estaban programadas en los hospitales de Niños Víctor J. Vilela, de Emergencias Clemente Alvarez y Roque Sáenz Peña fueron suspendidas y deberán ser reprogramadas.

Lo mismo ocurrirá con los más de 2 mil turnos (el promedio diario es de 1.000 consultas) para las especialidades médicas que se atienden tanto en los hospitales municipales y centros de salud como en el Centro de Especialidades Médicas Ambulatorias de Rosario (Cemar), ubicado en San Luis y Moreno.

Los más de cuatro mil trámites que a diario se llevan adelante en los seis centros de distrito también quedarán suspendidos por 48 horas.

Sin embargo, el más afectado es la renovación del carné de conducir, que se realiza por turnos.

Según estimaron en la Secretaría General de la Municipalidad, poco menos de 10 mil trámites de todas las áreas quedarán en stand by por la medida de fuerza, lo que incluye las licencias de conducir (se entregan unas 500 por día).

"La idea es que la medida de fuerza tenga el menor impacto posible en la atención a los ciudadanos", afirmó a La Capital el secretario General del municipio, Jorge Elder.

El funcionario destacó también que, "en el caso de los carné de conducir, el 95 por ciento de los turnos otorgados fue reprogramado de manera telefónica".

Además, en el Palacio de los Leones recordaron que los que hayan solicitado el turno a través de internet podrán comunicarse al centro de distrito que corresponda para recibir una nueva fecha de realización del trámite.

Paralelamente, los servicios públicos como la recolección de residuos y el alumbrado público se prestarán durante los dos días con total normalidad.

La protesta. El cese de actividades de 48 horas fue ratificado por la Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales santafesinos (Festram), luego de la última reunión paritaria que se realizó el viernes pasado y que concluyó sin un acuerdo.

La discusión salarial quedó trabada porque los gremios vienen exigiendo como piso del nuevo incremento el que fue otorgado durante las paritarias de 2011, que fue del 29 por ciento. En tanto, la propuesta oficial apenas llegó al 15 por ciento y en forma desdoblada.

"La oferta que nos hicieron está muy lejos. Propusieron un 15 por ciento, a pagar en dos cuotas, cuando los recursos subieron un 32 por ciento. Está lejos del mandato que tenemos y no vemos una iniciativa superadora que se acerque a lo que pedimos", advirtió el titular de la Festram, Claudio Leoni.

No obstante el inicio de la medida de fuerza, los dirigentes volverán a verse las caras con los intendentes y los presidentes comunales el viernes próximo en la capital provincial.

Comentá la nota