El paro nacional se hizo sentir en el Chaco con amplia participación de los estatales

El paro nacional se hizo sentir en el Chaco con amplia participación de los estatales

El paro general convocado por la CGT opositora y la CTA de Pablo Michelli tuvo una amplia repercusión en el Chaco, especialmente por la decisión de los gremios estatales provinciales de sumarse a la protesta que tenía como eje central expresar el rechazo al impuesto a las ganancias y al mismo tiempo de expresar la preocupación por la creciente inflación y el modelo de gestión nacional.

Esta medida de fuerza de 24 horas en su amplio panorama de protestas se desarrolló con normalidad aunque la situación más complicada la vivieron los transportistas de cargas, quienes se toparon con los piquetes selectivos del Sindicato de Camioneros que no dejó avanzar a ningún camión que intentara circular por rutas que atraviesan la provincia.

Este gremio también fue denunciado por la empresa Cabalgata cuyos repartidores sufrieron amenazas y tuvieron que regresar a la planta ubicada en Barranqueras para no sufrir consecuencias mayores.La rotonda de intersección de rutas 11 y 16 fue cortada por la Multisectorial, integrada por gremios y movimientos sociales. Amplia custodia policial no pudo impedir que por algún tiempo se cortara la ruta.

Aunque en principio las protestas en las rotondas de Sáenz Peña (rutas 16 y 95) y la de Resistencia (rutas 16 y 11) serían solamente para repartir volantes y hacer conocer descontento por las políticas de ajuste nacional y provincial hacia los asalariados, finalmente se transformaron en piquetes que impidieron la normal circulación vehicular. Esta decisión se hizo por poco tiempo a partir del amplio control policial, y la determinación de la Multisectorial de evitar mayores inconvenientes.

El dirigente de la CTA y secretario general de Federación Sitech (docente), Eduardo Mijno, dijo que “cortamos la circulación en las cuatro bocacalles de la rotonda, medida que extendemos hasta antes del mediodía, luego de ello vamos a habilitar y repartir volantes. Todo se está desarrollando con normalidad, hay mucha policía que está custodiando para evitar inconvenientes”.

“Lo cierto es que la medida de fuerza fue contundente, en el caso de las escuelas tenemos información de un altísimo acatamiento al paro, algo que sabíamos de antemano por la circunstancia de tratarse de un paro nacional y en el que coinciden todas las centrales obreras”.

También Mijno aclaró que en la rotonda no estaba el sindicato de camioneros sino que ellos se habían apostado en tres sitios, uno de ellos por ruta 11 camino a Formosa y los otros dos por ruta 16 uno hacia Sáenz Peña y el otro por la autovía antes de la rotonda de intersección con ruta 11.Los bancos tuvieron cerradas sus puertas. El Sindicato de Camioneros se desplegó en tres sectores y otros puntos de la ciudad para impedir la circulación de los vehículos de carga.   

Sin bancos

La Asociación Bancaria de Resistencia confirmó el éxito del paro en la capital provincial, donde todas las entidades tuvieron cerradas sus puertas. La medida sin asistencia a los lugares de trabajo se cumplió a rajatabla, especialmente en el Nuevo Banco del Chaco al que corresponde la mayoría de los trabajadores de este sector en la provincia.

Contra los camioneros

En este contexto Andrea Korovaichuk señaló a NORTE que “estuvimos amenazados por ellos (Sindicato de Camioneros) desde las 8 de la mañana, no bloquearon la empresa pero los camiones de reparto que salieron fueron interceptados en distintos lugares y los amenazaron. Dos de ellos son servicios tercerizados, es decir fleteros a jornal, es decir que no pudieron trabajar y no se pueden ganar el día. En el caso de nuestros empleados ellos a fin de mes cobran el sueldo. A esta gente la amenazaron con romperle el camión, por eso nuestros abogados tenían la instrucción de hacer las denuncias correspondientes para que por lo menos esto quede asentado en algún lado”.

Korovaichuk dijo que “salieron a decir que era un paro optativo, pero obligan a todos a tener que volver a la empresa o no circular, porque son amenazados de distintas maneras, no solo verbalmente sino también con provocar daños a los vehículos. Nosotros los tuvimos muy cerca de la planta parados en un auto particular vestidos con las camperas que los identifican, en un claro mensaje de amedrentar, algo que consiguieron porque decidimos no salir para evitar problemas mayores”.

Al igual que lo hizo Korovaichuk, distintas personas mostraron su preocupación con la actitud violenta del Sindicato de Camioneros, los propios automovilistas señalaron que hubo distintos lugares donde había “clavos miguelitos”, que estaban dispuestos como para poder causar perjuicio a aquellos camiones que intenten seguir el piquete, pero que con mucha más razón daña a los autos.

La actitud del sindicato que lidera a nivel nacional Moyano también generó su efecto en las rutas, donde se apostaron y provocaron que detuvieran su marcha gran cantidad de camiones.

Comentá la nota