El paro nacional se sintió en los bancos y las rutas

La medida de fuerza convocada por las centrales opositoras al Gobierno nacional tuvo repercusión local por la adhesión de camioneros y el parate de bancarios. Se observó un fuerte control sindical a los transportistas en los accesos a la ciudad. Todos los bancarios se sumaron. También los trabajadores del peaje. 

El paro nacional encabezado por la CGT de Moyano tuvo ayer un impacto moderado en todo el país. A nivel local se sintió por el acatamiento total de dos sectores claves: camioneros y bancarios. También se sumaron los trabajadores de los peajes, mientras que en las estaciones de servicio la atención fue normal.

Desde temprano, los dirigentes del sindicato de camioneros se apostaron en los accesos a la ciudad de Corrientes y fueron los encargados de disuadir a los transportistas de sumarse a la medida de fuerza. En consecuencia, decenas de camioneros permanecieron a un costado de la ruta 12.

“Para nosotros en Corrientes y la zona del Nordeste el acompañamiento de los compañeros fue total y debo resaltar que todo se desarrolló con total normalidad ya desde las primeras horas de la madrugada”, confirmó el titular de Camioneros, Emilio Rotella.“No voy a entrar en números ni porcentajes, pero ustedes habrán podido ver a la vera del camino la cantidad de camiones y las empresas de transporte de cargas sin trabajar, ya que lo que si quedo demostrado es que los trabajadores están disconformes con las políticas de este Gobierno”, agregó.

La otra postal del paro fueron las entidades bancarias cerradas. Sólo atendió una sede de Banco de Corrientes -por calle San Lorenzo- para cumplir con el pago de sueldos, a través de cajeros terciarizados.Al respecto el titular de la filial local de La Bancaria, Juan Lezcano, reveló a este medio que la atención de los bancos fue prácticamente nula, aunque aclaró que no fue a partir una adhesión a la CGT, sino el resultado de una definición de la central bancaria nacional.

“Este paro se resolvió ante la falta de respuesta del Gobierno nacional al reiterado planteo de elevar el mínimo imponible del impuesto a las ganancias”; confirmó el vocero sindical, además de anticipar que están decididos a mantener las medidas de acción directa hasta tanto obtengan una respuesta favorable de Nación o de las mismas autoridades bancarias de reducir el impacto de este considerado impuesto al trabajo.Aunque en algún momento se habló de la posibilidad de que los playeros se sumen, esta decisión no se vio reflejada en las estaciones de servicio capitalinas que vendieron combustible como cualquier otro día.

También se anunció el paro de los trabajadores de Afip, sin embargo las personas que se acercaron hasta la sede local de Anses fueron atendidas.La decisión de la UTA de no acompañar fue el principal golpe bajo a este paro de las centrales opositoras, y por ende, la prestación del servicio de transporte urbano y de media y larga distancia fue totalmente normal.

Comentá la nota