Paro parcial en Bariloche

Paro parcial en Bariloche
Fue escasa en la ciudad la adhesión a la huelga general convocada por sectores de la CGT y la CTA. El correo y las estaciones de servicio funcionaron, al igual que casi la totalidad de las escuelas, la administración pública y la municipalidad. La medida de fuerza se sintió en el Hospital, los bancos, y algunos comercios.
La huelga general convocada por la CGT de Hugo Moyano, un sector de la Centra de Trabajadores Argentinos (CTA), y que contó con el apoyo de la Sociedad Rural, la Federación Agraria, partidos de izquierda, y grupos vinculados a la última dictadura militar (con Cecilia Pando a la cabeza), tuvo escaso impacto en Bariloche.

En el ámbito educativo, por ausencia de porteros, sólo dos escuelas primarias, dos jardines, y dos CEM debieron suspender las clases.

En tanto, a pesar de los anuncios sobre la adhesión nacional, el correo funcionó con normalidad, con excepción de los pagos de ANSES por la falta de recursos derivado del paro del transporte de caudales. También las estaciones de servicio atendieron sin inconvenientes.

En el sector bancario, el paro fue total, con excepción del Banco Macro, lo cual derivó en una protesta de la Asociación Bancaria (ver nota aparte).

La administración pública provincial prácticamente no se vio afectada, ya que el gremio mayoritario, UPCN, no se sumó a la protesta. Por el contrario, en las dependencias donde la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) tiene más afiliados, la huega se hizo sentir. El Hospital Zonal Ramón Carrillo, el área de Promoción Familiar del ministerio de Desarrollo Social de la Provincia, fueron las áreas con más acatamiento.

La municipalidad cumplió con sus tareas habituales, al igual que el Poder Judicial.

En tanto, algunos comercios gastronómicos cerraron sus puertas, alentados por el gremio UTHGRA, cuyos dirigentes se comunicaron telefónicamente con cada establecimiento instando a la adhesión a la huelga.

Comentá la nota