Paro petrolero podría jaquear alicaídas cuentas provinciales

Paro petrolero podría jaquear alicaídas cuentas provinciales
La Federación del Petróleo anunció un paro por tiempo indeterminado. Por ahora no afectará yacimientos, pero si la medida se prolonga en el tiempo y llega a alcanzar la producción de gas y petróleo, Santa Cruz podría sufrir una pérdida de 2 a 8 millones de pesos por día. Una cifra sideral para el estado de las cuentas provinciales en la actualidad.
Sobre llovido, mojado. Santa Cruz podría recibir un golpe cuasi mortal en sus alicaídas cuentas si el paro por tiempo indeterminado anunciado por la Federación de Trabajadores del Gas y Petróleo, a nivel nacional, se cumple desde hoy y se extiende en el tiempo.

Si bien aún no se sabe el grado de acatamiento que podría tener la convocatoria en Santa Cruz, en principio no habría mayores inconvenientes, toda vez que, por el momento, sólo alcanzaría a los trabajadores del gas licuado. De hecho en la Cuenca Austral no habría predisposición al paro, aunque ya existe afectación de la producción debido a la toma de la planta de tanques de Petrobras en Punta Loyola por parte de un grupo de desocupados.

Sin respuestas a sus reclamos de puestos de trabajo, los manifestantes estudiaban ayer la posibilidad de trasladarse a Boleadoras, lugar desde el cual se controla el suministro de gas al gasoducto de El Calafate, por ejemplo. Aunque de hacerlo estarían ante un flagrante delito federal por allanamiento y sabotaje.

Posible afectación

Sabido es que en los primeros días de una medida de fuerza por parte de los trabajadores del petróleo, la producción no se afecta. Menos cuando no está planteada desde los yacimientos.

De no mediar una conciliación obligatoria que permitiera una instancia de negociación obligatoria y si la medida se agrava, desde la Federación no descartaron extender su protesta hasta la rama petrolera, y si eso logra adhesión y continuidad en el tiempo el escenario será otro, puesto que el paso de los días en contexto de medida de fuerza va forzando la paralización de los pozos petroleros, ya sea por falta de mantenimiento o bien por el límite de almacenamiento en las plantas colectoras.

De llegarse a ese punto, la pérdida diaria para la provincia sería, sólo de regalías, de 6 millones de pesos por día. Cifra que se eleva en dos a 3 millones de pesos más por los ingresos brutos y de sellos que se dejan de percibir durante ese período, producto de la paralización que se produce con las empresas contratistas.

Esta cifra se desprende de los datos publicados por la Secretaría de Energía de la Nación, respecto de las regalías percibidas por la provincia de enero a junio. Aún no se han expuesto los datos que van de julio a setiembre.

Así, en el mes de junio, último mes conocido, las regalías gasíferas fueron de US$ 7.801.167 y las petroleras de US$ 31.018.078, lo que sumadas hacen 38.879.245 de dólares, o sea unos $ 180.788.500, de donde surge el equivalente a 6.026.282 millones de pesos por día de ingresos por regalías en las arcas provinciales.

Otra vez diciembre

Diciembre parece destinado, en la historia reciente de los santacruceños, a ser un mes complicado. Este año el escenario, nuevamente, no es el mejor, si se piensa que todas las regalías que se dejen de percibir serán las correspondientes al mes de noviembre, que las operadoras pagan en el mes de diciembre.

Precisamente ese es el mes más complicado para la provincia, ya que debe afrontar no sólo el pago de salarios, lo cual lo viene haciendo con adelantos de regalías que se cobran ese mismo mes (cabe recordar que el mes de setiembre se pagó con un adelanto del 15 al 5 de octubre, de 120 millones de pesos). Si las regalías se caen, se caerá también la disponibilidad de ese dinero para el pago de haberes.

Pero también en diciembre está el pago de los aguinaldos de fin de año, por lo que la merma de fondos, que ya son escasos para poder hacer frente a las obligaciones corrientes, pondrá más en problemas a las autoridades de Economía para cumplir la meta impuesta de pagar, dentro de los plazos legales, sus obligaciones.

Comentá la nota