Paro de petroleros en Río Negro, Neuquén y La Pampa

Exigen un pago extra por "zona desfavorable". La protesta la lidera un moyanista que quiere ser candidato en 2013.
“¡El paro empieza ahora mismo compañeros!”. Con esta exaltada arenga dedicada a una multitudinaria asamblea, Guillermo Pereyra, titular del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa, dio inicio a la nueva medida de fuerza de los petroleros que se extenderá hasta mañana a las 20 horas. El paro paralizará la producción de petróleo así como la actividad de las refinerías pero no incluirá la producción de gas.

Los trabajadores del área exigen de parte de las empresas una respuesta al pedido de incremento diferencial por zona. Es decir, un plus salarial por realizar labores en un área extrema. Según consignó “La Mañana” de Neuquén, hoy temprano ya se habría abierto una línea de comunicación entre el Sindicato y representantes de Nación, de manera que podría haber novedades en las próximas horas.

Luego de cerrar en agosto pasado un incremento del 25 por ciento, más una suma fija, el gremio liderado por Pereyra le reclamó a las cámaras que se reconozca la zona desfavorable. Las compañías ofrecieron un reconocimiento aunque destinado sólo a algunas ciudades, por lo que los gremialistas rechazaron la propuesta, dejando la conciliación obligatoria establecida por el Ministerio del Trabajo.

Pereyra, quien hace unos días reconoció que está pensando seriamente en luchar por un lugar en el senado, aseguró que se iba a reunir hoy con el gobernador Jorge Sapag para avanzar sobre la solución del conflicto.“No queremos que nos discriminen, la zona desfavorable tiene que ser para todos los trabajadores”, dijo Pereyra a su gente, según el diario “Río Negro”.

En caso de que las autoridades y las compañías no realicen una oferta satisfactoria a los intereses de los gremialistas el paro se repetirá, esta vez por 48 horas, el miércoles próximo.

Comentá la nota