Un paro político que cada vez pierde más fuerza

Un paro político que cada vez pierde más fuerza

Los docentes de la UNT decidirán hoy, en asamblea, cómo continuar las medidas de fuerza que ya lleva dos meses de vigencia, el mismo tiempo en que Bardón es Rectora. El paro cada vez más político pierde fuerza. Análisis de una situación compleja.

Los docentes universitarios de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT), agremiados a la Asociación de Docentes e Investigadores de la UNT (Adiunt) continúan con las medidas de fuerza. Sin embargo hoy, a las 9, realzarán una nueva asamblea en la facultad de Arquitectura y es probable que flexibilicen la modalidad del paro.

La semana pasada los docentes de las siete escuelas experimentales decidieron parar solo dos días a la semana: hoy y el viernes, aunque la modalidad es rotativa. Con esta actitud se avizora una luz a un conflicto cada vez más oscuro que ya lleva dos meses de conflicto. La situación no es sencilla y tiene una alta connotación política. El paro de Adiunt comenzó el 23 de mayo exigiendo la reapertura de paritarias que estaba prevista para junio tal como se había arreglado el año pasado. 

A fines de junio, las cuatro centrales universitarias excepto ConaduH a la que pertenence Adiunt firmaron el convenio de 31 por ciento de aumento salarial. El paro en el periodo de negociación se nacionalizó pero luego de que terminaron las conversaciones la situación se apaciguó en el resto del país, excepto en Tucumán donde hasta la fecha continúan con las medidas de fuerza y los estudiantes que ya perdieron el cuatrimestre. El 16 de junio la Asamblea Universitaria eligió a Alicia Bardón, como la nueva rectora con 84 votos, imponiéndose abrumadoramente, Eduardo Colletti el segundo inmediato que sacó solo 54. Con este resultado el radicalsimo perdió su más preciado bastión político en la provincia, teniendo en cuenta que desde los 80 gobiernan la Casa de Juan B. Terán. No hay que dejar pasar el dato que el 2015 hay elecciones nacionales y provinciales. Bardón asumió el 28 de mayo, cinco días después de que Adiunt comience con las medidas de fuerza.

Adiunt tiene entre sus filas a varios militantes de partidos de izquierda que políticamente piensan muy diferente a Bardón, pero por el otro lado Franja Morada dejó de capitalizar poder en la gestión. 

Adiunt exige un 40 por ciento de aumento salarial cosa que es imposible para la Nación. 

Los pasillos de la UNT son un caos con conflictos en cada rincón y la cintura política de sus autoridades es cada vez más difusa. 

Es probable que hoy los docentes bajen los decibeles y comiencen a dictar clases en los próximos días. 

“Es posible que se propongan algunas alternativas sacándole un poco de tensión al conflcito y aportando alguna señal de que los docentes no somos intransigentes”, dijo el viernes el titular de Adiunt Oscar Paveti.

Comentá la nota