Paro, protesta y acampe frente a la Comuna

Paro, protesta y acampe frente a la Comuna
La medida fue llevada adelante por los recolectores, quienes se apostaron frente al edificio municipal con sede en Alberdi 500. Hubo reunión con autoridades pero no se llegó a un acuerdo
El conflicto por la recolección de residuos tomó ribetes fuertes en la ciudad y llevó a que un nutrido grupo del sindicato de camioneros protestara frente al palacio municipal de Alberdi 500, cumpliendo la amenaza de la semana pasada cuando aseguraban que de no haber acuerdos por los telegramas de despido enviados por iban a manifestar en la sede municipal.

Sobre el conflicto, el titular de la cartera de Medio Ambiente, Claudio Olivares dialogó con Ir a Más por FM SUR y planteó que "no estamos sorprendidos por la metodología y los procedimientos que usan. Esta es una actitud que suele tomar el gremio cuando se enoja con alguien, lo primero que hacen es parar la actividad o bloquear entradas a industrias o desabastecer combustible" y agregó que "ante esta situación las empresas de la basura poco pueden hacer. Tenemos vigente un convenio laboral con la empresa que tiene que ser prestado el servicio, pero se les escapa de las manos. El gremio maneja todo".

Del mismo modo planteó que "el gremio le puso esta impronta a la actividad, y en este momento nosotros vamos a llevar adelante -cuando el intendente lo decida- un diálogo. Nosotros tenemos una decisión tomada, que es que el barrido de las calles de la ciudad deje de ser contempladas para ser realizado por las empresas, va a ser realizado por trabajadores municipales como nunca debió haber dejado de ser. Esto es lo que ha dado el origen a la protesta de hoy".

"No hay marcha atrás"

"Vamos a ser inflexibles, no hay marcha atrás. El barrido tiene que ser público y municipal. Ha habido un compromiso del intendente de no dejar a nadie sin empleo. No estamos en contra de los trabajadores, pero lo que no podemos hacer es pagar una carga laboral tan alta y no podemos tampoco tener por la misma actividad dos sueldos distintos, uno de ellos que triplica un trabajador municipal" explicó Olivares sobre la municipalización del barrido y señaló que "tenemos una tercera parte de la ciudad barrida por empresas y el impacto de costo laboral que tiene es altísimo. Las dos terceras partes restantes están barridas por municipales. Hay que generar una racionalidad".

De cara a futuro planteó que "vamos a ofrecerles trabajo. No podemos pagar el sueldo de camioneros. La legalidad dice que desde el municipio no se puede pagar un convenio colectivo que no sea el de empleado público. No podemos pagar el convenio de ellos. Nos deja las cuentas del municipio en jaque permanente" y aclaró que "la empresa ha presentado nuevos costos que triplican los montos que actualmente estamos pagando".

Situación difícil

"Es una situación difícil que hay que llevar adelante con calma y sin paz. El viernes Pablo Moyano cuestionó y maltrató al intendente municipal, y esa es la chispa que le ponen al inicio del diálogo. Es un dirigente gremial que maltrata públicamente a un intendente y el diálogo no va a ser fácil, pero apostamos a ello" dijo el funcionario. Asimismo planteó que "el otro conflicto que tenemos es la recolección. Ante cualquier conflicto se da una situación de paro. La empresa se ve desbordada por la toma permanente de los trabajadores. Anoche (domingo) casi el 70 por ciento del servicio se vio resentido, y hoy (lunes) la totalidad del mismo, cuando no debería de ser porque el municipio paga a diario centavo a centavo. No le debemos un solo peso a la empresa".

"Es difícil pedir racionalidad a los camioneros, ante cualquier reclamo lo que hacen es dejar la basura en la calle, no les importa la ciudad. Hay una cuenta que dice que el 38 por ciento de los 470 trabajadores es de Quilmes. Ni siquiera son trabajadores de la ciudad" manifestó. Finalmente dijo que "hay una situación de conflicto, pero tenemos un intendente que conoce el tema y no le da miedo negociar con nadie. Proviene de la defensa de la fuente laboral, y confiamos que va a haber un buen destino".

Rechazan los despidos

La nutrida convocatoria que hizo el Sindicato de Camioneros en la puerta del municipio se hizo sentir, y genera complicaciones en el sistema de recolección de residuos de la ciudad, que empezó a sentirse desde la noche del domingo. Los trabajadores de Covelia decidieron hacer un reclamo en la puerta colocando los camiones frente al palacio municipal y reclamando en una ruidosa manifestación que incluyó bombos, banderas y cánticos por la continuidad laboral de los más de 400 empleados cesanteados por la firma que realiza la recolección. En diálogo con EL SOL y FM Sur, el Secretario Adjunto de la rama recolección Luís Mansilla resaltó que "este reclamo comienza por los cerca de 500 compañeros que recibieron los telegramas de despido por parte de Covelia y se estarían quedando sin trabajo en los próximos días". "Nosotros no estamos defendiendo a la empresa sino a los trabajadores para que tengan una continuidad laboral" agregó Mansilla.

"No hemos recibido ninguna respuesta por parte de las autoridades. Estamos acá para dialogar y saber en la situación que va a quedar el trabajador que estamos representando. No nos interesa que color sea la empresa, nosotros lo que estamos defendiendo es que los empleados tengan la tranquilidad de que va a tener la continuidad laboral y su salario como lo venía cobrando hasta ahora" destacó. "La empresa mandó a cada trabajador el telegrama. Si hay un problema entre Covelia y la Municipalidad nosotros no nos metemos en medio de eso, ni en sus cuestiones internas. A nosotros solo nos importa defender la fuente laboral de las personas a que nosotros representamos" explicó el dirigente gremial.

Al ser consultado sobre la relación con la empresa destacó que "hay una licitación que aún no salió y el trabajador tiene una incertidumbre que no sabe donde está parado. En agosto ellos se quedan sin trabajo". "Nosotros nos vamos a quedar acá hoy, mañana, pasado y todo el tiempo que sea necesario hasta que se garantice al trabajador que va a tener la continuidad laboral con cualquier empresa que suplante a Covelia en el distrito. Si no quieren a Covelia que venga otra empresa que garantice la continuidad de trabajo con el convenio que tiene camioneros" señaló y cerró destacando que "la solución es que el trabajador mantenga su lugar y con el convenio de camioneros".

Por su parte, el titular de la rama recolección, Marcelo Aparicio habló con Ir a Más y planteó que "tenemos muchísimos compañeros que han recibido los telegramas de despido y que el 9 dejan de trabajar para Covelia. La empresa notificó como corresponde el fin de contrato, pero desde el municipio no tenemos la garantía de continuidad laboral y eso es lo que estamos exigiendo. No nos importa que la licitación la gane cualquier empresa; en su momento estuvo Tuqsa o Cliba, lo que queremos es que garanticen la continuidad" dijo Aparicio quien destacó que "hoy le toca a Covelia porque cuando estaba Cliba tampoco quisieron pagar y se fue de la ciudad".

En este sentido, el dirigente gremial planteó que "en San Miguel se fue Covelia y entró otra empresa y no hubo problemas ya que se dieron las condiciones de continuidad laboral que es lo más importante" y agregó que "en este caso no hay garantía laboral para los trabajadores que es lo que preocupa".

"Con Olivares nos juntamos en una ocasión porque no tuvimos participación en la negociación. Ellos plantean que no pueden pagar. Nosotros no vamos a discutir los precios de pago del canon, pero lo que si exigimos es que no se pierdan puestos de trabajo por precios elevados" dijo y destacó que "dentro del pliego tiene que estar establecido el respeto al convenio de camioneros y no está".

"Estamos abiertos al diálogo. Nosotros nunca tuvimos la idea de tomar el municipio, solo se decidió pedir una respuesta y poder mantener el trabajo con una tranquilidad sea cual sea la empresa a la que se adjudique el servicio como lo vienen haciendo hace muchos años y bajo diferentes" planteó Aparicio Finalmente, el dirigente camionero planteó que "no queremos que le precaricen el salario como lo están intentando. Hay una bajada de línea del gobierno nacional para accionar en contra de Hugo Moyano, pero de esta manera los perjudicados son los trabajadores, no Moyano".

Reuniones por la recolección

El reclamo de los camioneros en la puerta del municipio generó un encuentro con autoridades del municipio. Si bien los trabajadores del gremio moyanista esperaban una respuesta favorable de parte del propio jefe comunal Francisco Gutiérrez, el diálogo lo llevaron adelante con el Secretario de Gobierno Raúl Oviedo y el titular de la cartera de Medio Ambiente, Claudio Olivares.

El encuentro se realizó con un grupo de delegados del sindicato de Camioneros y tuvo un primer encuentro cerca del mediodía, y mientras se desarrollaba la misma hubo algunos inconvenientes en la puerta con el arrojo de botellas y bolsas de basura hacia dentro del palacio municipal. En el primer encuentro no llegaron a un acuerdo, y luego se realizó una segunda convocatoria en horario vespertino, donde nuevamente se trataron de acercar posiciones.

El concejal Gustavo Filareti cuestionó la extensión de la emergencia sanitaria

El concejal Gustavo Filaretti cuestionó los dichos del ejecutivo municipal, interpretando que la ordenanza de emergencia ambiental se extiende hasta fines de octubre. En este sentido, el edil se refirió a la ordenanza votada en febrero destacando que "no me asombra que la incapacidad de este gobierno para resolver los problemas los lleve a tergiversar las normas que ellos mismos acompañaron". "Es un problema que ellos mismos generaron, ahora hacen interpretaciones legales de una norma que ellos mismos reconocieron que era por seis meses. Tal es así que el contrato de Covelia decidieron extenderlo por seis meses, sino lo hubieran hecho por 180 días hábiles como hablan ahora de la emergencia", destacó.

Finalmente señaló: "pobres los concejales oficialistas que recién se enteran de esta mágica interpretación, sino se hubieran podido defender cuando se trato el pliego y no haber hecho la bochornosa sesión a las apuradas".

Comentá la nota