Un paro que sorprendió

Un paro que sorprendió

Los trenes de la línea Sarmiento no funcionaron por casi 14 horas por un paro de los ferroviarios, que hicieron la medida porque no les habían acreditado los sueldos.

La huelga fue iniciada de manera sorpresiva a la medianoche y sostenida durante toda la mañana a pesar de que pronto se aclaró que la postergación no tenía nada que ver con los ferrocarriles, sino con un feriado que afectó por igual a todos los trabajadores que cobran el cuarto día hábil del mes: por el Día del Bancario, los bancos no tuvieron actividad. El ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo, consideró la protesta como “una irresponsabilidad absoluta” y cuestionó con dureza a los dirigentes gremiales que la convocaron.

Al paro del Sarmiento se sumaron durante dos horas los trabajadores del ramal Tigre del ferrocarril Mitre, que luego lo levantaron. El del Sarmiento se mantuvo hasta las 13.30, cuando el delegado Rubén “Pollo” Sobrero, referente de la lista Bordó, anunció que los servicios se reestablecerían porque el Gobierno les había ofertado depositar hoy el dinero de los sueldos. “Se mejoró muchísimo la propuesta. De no cobrar, o cobrar el jueves, pasamos a cobrar mañana” (por hoy), señaló.

Desde el Ministerio de Interior y Transporte desmintieron que haya habido una oferta y explicaron que los sueldos van a ser pagados hoy, dentro de lo previsto y como lo dispone “el marco legal”. Los salarios incluirán un aumento del 24 por ciento retroactivo a marzo.

La cartera de Randazzo dispuso, ante el paro, un servicio de colectivos alternativo y gratuito. “No hay ningún motivo para haber convocado a un paro, y mucho menos un paro sorpresivo que les jode la vida a miles de trabajadores. Ni siquiera está vencido el plazo que marca la ley para el depósito de los salarios”, sostuvo el funcionario. Tras el accidente de Once, el Estado rescindió la concesión a TBA y puso los servicios a cargo de una Unión Transitoria de Empresas en la que participa. “Es imposible poder mejorar el servicio de transporte público y mucho menos el Sarmiento con estos energúmenos”, se quejó Randazzo antes del levantamiento del paro. También lo asoció a la disputa sindical que la lista Verde, liderada por José Pedraza, tiene con la Bordó de Sobrero, en la Unión Ferroviaria.

Comentá la nota