Paro en suspenso: UTA acordó con la Policía nuevo esquema de seguridad

Paro en suspenso: UTA acordó con la Policía nuevo esquema de seguridad

Tras los últimos hechos de violencia denunciados públicamente por los choferes, ayer mantuvieron una reunión con autoridades de la Policía y los empresarios del transporte. Se intensificarán los controles en los puestos fijos y patrulleros escoltarán algunos recorridos nocturnos.

El transporte público de pasajeros en la ciudad de Córdoba debería ser normal durante los próximos días. Al menos así lo aseguraron desde la conducción de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) tras la reunión que ayer mantuvieron con autoridades de la Policía para abordar los problemas de inseguridad denunciados en las últimas semanas. 

Tras acordar junto a los empresarios que también participaron del encuentro un nuevo esquema de operativos para todo el sistema que incluye la presencia de adicionales en móviles acompañando a las unidades en determinados recorridos y controles en puestos fijos, los choferes aseguraron que las medidas de fuerza quedarán, por ahora, en suspenso. No obstante, advirtieron claramente que “ante el mínimo problema que pueda haber, se viene un paro”. Aseguran que trabajarán sólo si están dadas las condiciones para circular, sobre todo en aquellos sectores de la ciudad identificados como “zonas rojas”. La UTA señala que en barrios como San Pablo, San Roque, 1º de Mayo, Villa El Libertador, entre otros, los hechos de violencia se repiten con frecuencia y apuntan allí para reforzar las medidas de seguridad. . 

“No fue nadie en representación de la Municipalidad como si el problema no los involucrara también. Pero fue una buena reunión, ahora confiamos que se cumpla con lo prometido porque no podemos seguir poniendo en riesgo a los compañeros”, dijo Julio Díaz, vocero del sindicato. También explicó que en los barrios antes mencionados un patrullero acompañará a los colectivos que por allí circulen desde las 21 a las 7 durante los fines de semana. Y por otro lado, el resto de las unidades serán controladas en los puestos fijos que la policía monta en distintos puntos de la ciudad. Díaz informó que desde la misma Fuerza se les notificó hoy que hay una persona detenida e imputada por la golpiza propinada al chofer de la línea 28 de la empresa Ersa que el fin de semana pasada fue salvajemente golpeado en barrio San Pablo. Esa situación, provocó la inmediata reacción de los trabajadores que decidieron parar durante cuatro horas el día domingo. Luego, el lunes la UTA advirtió que de no obtener una respuesta al pedido de mayor seguridad, sobre todo durante los fines de semana y en horario nocturno, realizarán una medida de fuerza general que afectaría a las tres concesionarias del servicio, Autobuses Santa Fe, Ersa y Coniferal. 

En este escenario el normal funcionamiento del servicio de transporte en la ciudad dependerá de que no se repita ningún otro hecho de agresión hacia los trabajadores.

Comentá la nota