Por un paro, el Teleférico no abrió durante la mañana

Fuerte puja entre ATE y el sindicato de mercantiles por el encuadre de los empleados.
Durante mediodía de ayer los turistas y salteños no pudieron usar el teleférico para subir al cerro San Bernardo. Una protesta de trabajadores y una puja gremial fueron los motivos.

Una treintena de empleados del complejo Teleférico Salta iniciaron a la mañana un paro con manifestaciones en la vía pública. Denunciaban que les impiden agremiarse a ATE y los quieren obligar a afiliarse al Sindicato de Empleados de Comercio. Además, pedían la reincorporación de dos compañeros despedidos el fin de semana.

Al mediodía la protesta se levantó luego de que el Ministerio de Trabajo dictará una conciliación obligatoria. Entonces, el teleférico retomó el paseo al cerro San Bernardo.

Desde la administración del complejo aseguran que las causales de despido de los dos empleados se deben a incumplimientos en el desempeño de sus tareas y no por problemas gremiales.

El administrador del Teleférico, Martín Miranda, afirmó que “durante 20 años no hubo convenio sindical alguno y por ello, el año pasado, se decidió darle un encuadre gremial. En diciembre se firmó un Convenio Colectivo de Trabajo con el Sindicato de Empleados de Comercio porque consideramos que era el gremio en el que se enmarcaba la empresa. Paralelamente aparece ATE reclamando que los trabajadores pertenecen a ese gremio”, aseguró Miranda.

El conflicto, que viene desde hace varias semanas, figura en un expediente en el Ministerio de Trabajo de la Provincia, que definirá cuál es el sindicato al que deben agremiarse los empleados.

Raúl Rodríguez, secretario de Organizaciones de ATE, actuó como vocero de los manifestantes y explicó que “no les permiten agremiarse porque no les quieren reconocer ningún convenio colectivo, ganan sueldos de miseria y despidieron a dos por comunicarse con los compañeros para que se afilien a nuestro sindicato”. Los manifestantes cortaron ayer a la mañana media calzada de avenida San Martín.

Comentá la nota