“El paro tiene mucho de electoral”

“El paro tiene mucho de electoral”

Guillermo Blanco, secretario gremial del Sindicato de Empleados de Comercio, explicó por qué no se sumarán a la medida de fuerza de este jueves. “Hay compañeros que están jugando en distintos espacios”, dijo y lamentó: “El movimiento obrero está desorganizado”.

El Sindicato de Empleados de Comercio no se sumará este martes al reclamo contra el Impuesto a las Ganancias porque, según dijo Guillermo Bianchi (secretario gremial del SEC), “tiene mucho de electoral”. Si bien se mostró de acuerdo con “revisar” el mencionado impuesto, explicó: “Hay compañeros que están jugando en distintos espacios, hay que decirlo”.

En conversación con “el Retrato…”, el mismo dirigente comunicó que “la Federación Argentina de Empleados de Comercio, reunida en plenario, decidió no adherirse a la medida de fuerza. A partir de eso, las delegaciones regionales lo acatamos. La diferencia fue que nosotros, después de juntarnos con los delegados, pedimos una reunión inmediata con UCIP (Unión del Comercio, la Industria y la Producción de Mar del Plata) para plantear que, ante la falta de transporte urbano, como no todo el mundo tiene movilidad para llegar hasta el trabajo, se necesita algún tipo de transporte que garantice ir y volver del trabajo. Además, cerrar los comercios a las 17 para que los trabajadores no vuelvan tan tarde a sus casas”.

-¿Por qué decidieron no adherirse al paro?

-Nosotros formamos parte de la CGT oficialista. Si bien estamos de acuerdo con la necesidad de revisar el Impuesto a las Ganancias, no compartimos la forma ni el momento, en el sentido de la oportunidad, de la convocatoria. Personalmente, reivindico la actitud del secretario general de la CGT marplatense, Pedro Fernández, porque es un dirigente que está a la altura de la circunstancia en el sentido de que nos convocó a todos, hablamos y él, con criterio, le dio libertad a cada uno de los gremios para acatar las resoluciones a nivel nacional. Eso nos permitió mantener la unidad en el ámbito local, algo que no ocurre en términos nacionales.

Bianchi, sobre esta última declaración, se refirió con profundidad: “El movimiento obrero está desorganizado, fraccionado en cinco centrales de trabajadores. Que más allá de hacerle mal al movimiento obrero, produce confusión. La deuda pendiente que queda, después de estos años, es unificar criterios y unirse. La desunión trae aparejada incertidumbre. Si bien coincidimos en los reclamos, las metodologías y el sentido de la oportunidad hace que nos encontremos separados en cinco centrales de trabajadores”.

El sindicalista, también, expuso: “No podemos dejar pasar que este año, en Argentina, se elegirá presidente. El movimiento obrero, al ser un actor fundamental en la vida social y política del país, empieza a moverse dentro de las estructuras que jugarán políticamente. Entonces, entiendo que el paro de este martes tiene mucho de electoral. Hay compañeros que están jugando en distintos espacios, hay que decirlo”.

Comentá la nota