Paro de trabajadores de Camuzzi

El Sindicato de Trabajadores de la Industria del Gas, Derivados y Afines de Bahía Blanca anunció ayer un paro total de actividades en la empresa Camuzzi Gas Pampeana y Sur SA, desde mañana hasta el 10 de julio, por la

"mezquindad" de la firma en las paritarias al no querer dar un aumento salarial.

La empresa cuenta con trabajadores afiliados a diferentes sindicatos que se sumarán al paro, aunque tomarán medidas de protesta diferentes en cada caso. Los sindicatos son los de La Plata, Mar del Plata, Neuquen y la Patagonia Sur. Los trabajadores del sector piden una suba de 29 por ciento, pero las negociaciones están empantanadas.

"Los vecinos no se van a quedar sin gas, pero sí se parará la parte administrativa. Los trabajadores que representamos sienten la camiseta por la sociedad. Y por eso dejamos en marcha una planta compresora que afecta a La Pampa, y esa gente no va a parar para poder prestar el servicio", comentó Hugo González, secretario gremial del Sindicato de Trabajadores de la Industria de Gas.

Por otro lado, González calificó como una "provocación" el planteo de los directivos de la empresa Camuzzi que rechazaron la posibilidad de entregar un aumento, y añadió que hay "poco" optimismo para llegar a un arreglo inmediato.

En un documento enviado a la prensa, desde el sindicato afirmaron que la empresa Camuzzi Gas Pampeana y Sur se "empeñó en desjerarquizar cada vez más el trabajador del gas, mezquinando todo aporte en las paritarias y suscitando un estado de inseguridad sobre la estabilidad de los puestos trabajo y en la continuidad del servicio público esencial".

Agregan que "este tipo de actitud premeditada de la patronal, tiene el objeto de asfixiar definitivamente a nuestros compañeros, alcanzo ahora su punto culminante al negarse a efectuar ajuste de los haberes para 2012".

Los representantes gremiales, además, señalan que la negociación paritaria fracasó "por desidia empresaria" de los directivos de Camuzzi, que argumentan su posición de no otorgar un aumento en la situación económica "difícil" que atraviesa la firma. El conflicto, hasta el momento, tampoco tuvo solución en el marco de la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo de la Nación.

Puntualmente, las medidas de acción directa anunciadas por el sindicato consisten en un parto total de actividades desde las 7 de mañana hasta la misma hora del 20 de julio; mientras que de no mediar respuesta de la empresa, se realizará una nueva asamblea general extraordinaria para determinar los pasos a seguir por los sindicalistas. "La convicción de los trabajadores se encuentra más acoplada y sólida que nunca", aseguran en el documento.

De esta forma, se suspenderán durante esos días las tareas habituales, incluyendo horas extraes, tarea voluntaria y el traslado de la responsabilidad de las guardias pasivas a las autoridades de la firma.

El Sindicato de Trabajadores de la Industria del Gas, Derivados y Afines de Bahía Blanca representa actualmente a unos 500 empleados de la empresa Camuzzi, aunque también otros gremios de todo el país se sumarán al paro con diferentes métodos.

Comentá la nota