Paros: confirman una dura multa al Sindicato Médico

Trabajo concluyó la vía administrativa. Aunque puede ir a la Justicia, una ley obliga al gremio a pagar.

Por no asistir a una conciliación obligatoria y avanzar con una larga serie de paros en el año 2012, la Subsecretaría de Trabajo confirmó ayer que el Sindicato Médico deberá pagar una multa de 123 mil pesos. Con la resolución, la sanción quedó firme en la faz administrativa y la única posibilidad que tiene ahora el gremio para zafar es conseguir un fallo en contrario en un tribunal ordinario. Sin embargo, como un planteo en la Justicia no suspende el efecto de la decisión del organismo oficial, debe poner la plata sí o sí. 

Es la primera vez que el conflicto con un gremio estatal llega a esta instancia. Algunos sindicatos estuvieron al borde de ser castigados con la misma medida por no acatar una conciliación obligatoria, como la Unión Docentes Agremiados Provinciales (UDAP), pero las negociaciones permitieron encauzar las cosas y no hizo falta imponer una sanción económica.

La multa data inicialmente de diciembre de 2012, porque el gremio que lidera el médico Daniel Sanna pegó el faltazo a una conciliación que había abierto Trabajo con el objetivo de frenar un paro en el mes de junio. A partir ahí, el organismo declaró la ilegalidad de las medidas de fuerza y dispuso que el área de Policía del Trabajo instruyera un sumario administrativo, que concluyó con la sanción.

El Sindicato Médico apeló el castigo por entender que fue víctima de una violación del derecho de defensa y el titular de Policía del Trabajo, Walter Escudero, confirmó todo lo actuado. Luego, el gremio presentó otro recurso contra el castigo ante el subsecretario de Trabajo, Roberto Correa Esbry, quien ahora terminó por convalidar las causas de la sanción y la legalidad del sumario.

De esta forma, la vía administrativa quedó definitivamente agotada y el Sindicato Médico no tiene otra alternativa que pagar. El gremio puede ir a la Justicia Laboral, aunque la ley que fija el procedimiento a seguir en los sumarios contra los gremios (5.946) dice que es “previo pago de la multa”. En la práctica significa que no congela las consecuencias del castigo administrativo y que el gremio, en consecuencia, tiene que desembolsar el dinero. 

Claro que no implica que sea algo definitivo. Si eventualmente un juez de primera instancia del fuero Laboral le diera la razón a la conducción que encabeza Sanna, la autoridad laboral le debería reintegrar los 123 mil pesos.

Sanna, al frente del gremio más combativo que tiene la gestión giojista (ver aparte), aseguró ayer que aún no han recibido la noticia, pero dijo que “no me sorprende”. “Desde ya le digo que vamos a ir a la Justicia porque ni siquiera han escuchado nuestros argumentos, se violó nuestro derecho de defensa”, advirtió. 

Sobre la obligación de pagar, el gremialista sostuvo que “no nos afecta, eso no va a hacer que cambie nuestro plan de lucha”. Con algo de ironía, agregó que “no tenemos problemas, a lo mejor esa plata le sirve más a la provincia que a nuestro sindicato”.

A Sanna le extrañó que la resolución del organismo oficial haya sido firmada por Correa Esbry, ya que se había inhibido de intervenir. El funcionario aclaró que si bien se excusó por haber ordenado el inicio del sumario, contó que su superior inmediato, el secretario de Gobierno y Justicia, Juan Romero, rechazó su apartamiento. ¿Por qué? Porque la orden de iniciar un sumario no está dentro de las causales.

Según el procedimiento, el gremio que nuclea a los médicos tiene un plazo de 5 días hábiles para depositar la suma de dinero que le impusieron por no acatar el llamado de la Subsecretaría de Trabajo. Si no lo hiciera, entraría a jugar la Fiscalía de Estado, el organismo que defiende el patrimonio del Estado sanjuanino. El camino que seguiría es la presentación de una demanda, buscando que un juez le ordene a la entidad sindical cumplir con el pago de los 123 mil pesos.

Comentá la nota