Pasajes: empresarios dicen no poder afrontar gastos

Pasajes: empresarios dicen no poder afrontar gastos
El Ministerio de Trabajo otorgó el aumento del 23%, y los trabajadores del gremio levantaron el paro que "inmovilizó" al país. Sin embargo, el sector empresarial se mostró en desacuerdo con la decisión y advirtió que al no contar con más recursos, se verán obligados a subir los precios.
El Ministerio de Trabajo de la Nación garantizó el aumento salarial del 23 por ciento a los trabajadores de la Unión Tranviaria del Automotor, y éstos pusieron fin al paro de cinco días que dejó sin micros de larga distancia al país. Sin embargo, el sector empresarial advirtió que carecen de los fondos para afrontar esa suba acordada solamente entre el gremio y el Gobierno. Indicaron que si no hay otra solución, la única alternativa será un nuevo incremento en las tarifas.

"Nosotros no queremos que el precio vuelva a subir, de hecho, desde el verano que venimos soportando fuertes subas en los costos para no tener que llegar a esa situación; pero la verdad es que no contamos con los fondos para absorber el aumento salarial que homologó el Ministerio de Trabajo. Tenemos muy presente el justo reclamo de los trabajadores, pero sin una ayuda del Gobierno eso hoy es imposible para el sector", expresó en diálogo con EL LIBERTADOR el vocero de la Cámara Empresaria de Larga Distancia (Celadi), Gustavo Gaona.

Según reveló, la quita del subsidio fue un golpe fuerte para el empresariado, ya que se vieron obligados a afrontar importantes gastos y esto motivó el "congelamiento salarial".

"El hecho es que ya no tenemos recursos para soportar este incremento que el Ministerio le prometió a los gremialistas para que retomen el servicio. Estamos preocupados porque no queremos mover las tarifas. Es una cuestión lógica, si los precios suben, la demanda baja, el servicio disminuye, y si esto ocurre algunas empresas van a ir dejando la actividad", agregó.

PÉRDIDAS

El representante de la Cámara Empresarial comentó, además, que hay diferentes factores que complican la actividad y que, de todas, la inflación es la más grave.

"Es la Secretaría de Transporte de la Nación la que debe fijar los precios en base a evaluaciones mensuales de costos. Se supone que en determinados momentos del año el usuario debería pagar menos porque hay una merma en la demanda. Pero esto ya no es posible por la inflación que sólo continúa elevando los gastos", indicó.

Al mismo tiempo, otra cuestión es la pérdida millonaria debido a los pasajes gratis para las personas con discapacidad. "Por año transportamos gratuitamente a más de cinco millones de personas a distintos puntos del país. En principio el Gobierno iba a solventar esto a través del otorgamiento de los subsidios, pero desde que los quitó ese gasto lo pagan las empresas. Para traducir esta situación a términos monetarios, estamos hablando de un descuento de casi mil millones de pesos al año. Si queremos mantener el sector, es imposible seguir poniendo más recursos", indicó.

Gamboa adelantó que serán justamente estos puntos, y la desventaja con la competencia de las aerolíneas, los que serán tratados durante la reunión que mantendrán hoy los representantes de la Celadi con los de la Secretaría de Transporte de la Nación. "Vamos a agotar todas las opciones para no tener que golpear otra vez al bolsillo de los usuarios, esa es nuestra prioridad", finalizó.

En tanto, la incertidumbre continúa, y desde las empresas locales consultadas indicaron que las tarifas se mantendrán mientras no haya otras novedades.

PARA DESTACAR

La literal inmovilización del país durante los días de paro derivó en una explosión en la venta de pasajes en las terminales y en fuertes retrasos del servicio. Con los micros completamente ocupados por los pasajeros varados y la necesidad de unidades de refuerzo, hay casos en los que las reservas pueden llegar a tener hasta una semana de demora para los usuarios.

"Hasta ahora para nosotros no hay modificaciones en las tarifas. Estamos a la espera de ver si es que a nivel nacional se llega a un acuerdo. Todo depende de las negociaciones que se hagan a partir de ahora, esperemos que no, pero todo puede cambiar de un momento a otro", explicó Ernesto Barruti de la empresa Itatí.

Comentá la nota