CGT: un paso clave para la unidad

CGT: un paso clave para la unidad

La sucesión por el sillón de mando de la CGT dará hoy un paso clave: los sectores de Hugo Moyano, Antonio Caló y Luis Barrionuevo se fusionarán para convocar al Congreso Nacional Ordinario, que elegirá a los 35 miembros del flamante consejo directivo. 

Así, la CGT unificada tendrá fecha de surgimiento: será el 22 de agosto y no tendrá como jefe a ninguno de los tres dirigentes salientes.

Como parte del proceso burocrático, sellarán hoy el acuerdo las tres vertientes de la CGT en un comité normalizador que se realizará en Azopardo 802. Además de los tres referentes, participarán los delegados de los sindicatos que confluirán en la central unificada.

A último momento se agilizaron las gestiones para sumar al proceso de reunificación un cuarto sector que hasta ahora estaba al margen: el Movimiento de Acción Sindical Argentina (MASA), cuyo referente es el taxista Omar Viviani y sus adherentes forman parte de la CGT de Caló. El MASA intenta fijar una serie de condiciones para evitar que se reflote la interna con el sector de Moyano. Pero ya hubo acercamientos: los docentes de Sadop y UDA participaron de algunas reuniones, mientras que Ricardo Pignanelli, de Smata, aseguró que formarán parte de la central unificada. La incógnita sigue siendo Viviani.

La sucesión es aún incierta, a pesar de que ya hay un puñado de nombres en danza. Las posturas más conservadoras deslizan un triunvirato, con un líder por cada sector. Pero esa idea ya fue rechazada. Hay dos hombres que pican en punta: Héctor Daer (Sanidad) y Juan Carlos Schmid (Dragado y Balizamiento). El primero representa a "los Gordos" (los grandes gremios) y el segundo es un hombre de Moyano que logró el respaldo de la alianza de sindicatos del transporte. Hoy, Daer corre con ventaja.

Por fuera de los tres sectores, figuran otros nombres: el bancario Sergio Palazzo y el ferroviario Sergio Sassia.

Coment� la nota