La CTA pasó el paro para el 29 y espera a Moyano

El camionero aún no decidió si se sumará; Micheli avisó que la huelga "se hace sí o sí"
La CTA opositora, que conduce Pablo Micheli, pospuso el paro nacional que iba a realizar el miércoles próximo para fin de mes.

La decisión de pasar la huelga al miércoles 29 responde un poco a "manejar los tiempos" y bastante a esperar a Hugo Moyano , que todavía no decidió si se plegará a la medida de fuerza.

Pese a la indefinición de Moyano, y aunque admite que el peso del paro variaría según lo que haga el camionero, Micheli está decidido a parar. "La huelga se hace sí o sí el 29", aseguró el jefe de la CTA anoche a la nacion.

Micheli se puso ayer al frente de la protesta que trabajadores de Telefónica sostienen desde el lunes pasado por el despido de 300 tercerizados. Anoche pasó por la carpa que los telefónicos montaron frente a la sede que la empresa tiene en la avenida Corrientes al 700, y anunció que, de no haber respuesta al reclamo de reincorporación, la CTA se movilizará el martes próximo a la casa matriz de la firma, en Puerto Madero.

De cara al paro, Micheli ya tiene asegurado el apoyo de los partidos de izquierda y agrupaciones piqueteras, que ya se habían sumado a la huelga de noviembre pasado, y que fueron clave para las decenas de cortes que hubo sobre todo en los accesos a la Capital y en el Gran Buenos Aires. También lo acompañarán los ferroviarios de Rubén "el Pollo" Sobrero.

La idea de Micheli es coronar la jornada de paro con una marcha a la Plaza de Mayo.

Moyano, por su parte, estuvo en las últimas semanas más abocado a su deseo de convertirse en el "armador" del peronismo no kirchnerista que a la actividad gremial. Fue en ese contexto que evitó pronunciarse firmemente sobre el paro. El 1° de mayo posó para la debatida foto con José Manuel de la Sota, Roberto Lavagna y Francisco de Narváez, y el martes presentó su partido político.

El acercamiento del camionero a dirigentes del PJ es un trago que a Micheli le cuesta pasar. Y no lo esconde. "No me veo votando al partido de Moyano, no tanto por él, sino por los que lo acompañaban desde el palco, que son parte de la vieja política", dijo ayer a una radio porteña. Algo parecido le planteó al propio Moyano en una charla telefónica que tuvieron en las últimas horas. Quedaron en encontrarse la semana que viene.

Cerca de Moyano admitieron que en la CGT "nadie habla del paro", pero negaron que haya tensión entre el camionero y Micheli o que peligre la "unidad de acción" que comparten a partir de su coincidencia en los reclamos al Gobierno. Esas demandas van desde la adecuación de los salarios a la inflación y la universalización de las asignaciones familiares, hasta una baja de Ganancias.

De hecho, la Coordinación Nacional de Gremios Estatales, que integran sindicatos de la CGT y la CTA, darán hoy una conferencia de prensa de la que se esperan anuncios de medidas de fuerza para las próximas semanas.

"La unidad de acción es una cosa y la disputa política es otra. Cada uno puede pensar lo que quiera", buscó minimizar un hombre de la mesa chica de la CGT consultado por LA NACION..

Comentá la nota