El Pata Medina le advirtió a Vidal que controlará la ejecución de las obras

El Pata Medina le advirtió a Vidal que controlará la ejecución de las obras

El líder platense de la Uocra dijo que seguirá de cerca a los ministros para que comiencen los trabajos en la planta de agua de Ensenada. "No vamos a soportar que esto lo lleven a un año", expresó.

El titular de la UOCRA en la región capital, Juan Pablo Medina, fue de nuevo a Gobernación y esta vez fue recibido por María Eugenia Vidal. Se retiró contento porque la gobernadora le prometió que comenzarán las obras hidráulicas paralizadas, aunque advirtió que va a seguir de cerca esa situación porque no va a soportar que se demore más tiempo.

"La reunión fue bastante positiva, bajó la Gobernadora con buena onda y entendió cuál es el problema en este momento de los trabajadores constructores", fueron las primeras palabras del sindicalista al salir del encuentro. "Nosotros le expresamos que tenemos más trabajadores en la calle que con fuentes de trabajo", continuó.

La semana pasada, el Pata Medina comandó a un nutrido grupo de trabajadores hacia la Casa de Gobierno bonaerense, en donde realizaron una protesta para pedir la reactivación de obras que se encuentran paralizadas en la región capital de la provincia. Este lunes volvió y fue recibido por el ministro de Gobierno Federico Salvai, en un encuentro al que se sumó también la mandataria.

El principal reclamo fue por la realización de la planta de agua en Ensenada. Medina le repitió más de una vez a Vidal que quiere que se active ese trabajo, a lo que la gobernadora prometió que "eso va a salir lo antes posible".

"Ella entiende todo eso, se comprometió y le dijo al ministro (Edgardo Cenzón -Infraestructura-) que tome nota del tema. Dijo que van a convocar a los empresarios para ponerse de acuerdo para empezar con la primera etapa de la obra hidráulica", resumió el líder de la UOCRA, que en noviembre del año pasado también se había movilizado a La Plata, en esa ocasión gritando en contra de Macri y Moyano.

Medina se mostró simpático, incluso revelando que Vidal en un momento le dijo: "no me digás señora Gobernadora, tuteame". "Bueno, está bien, le dije".

"Nosotros nos vamos contentos, empezamos a hablar de una forma muy importante para los trabajadores y los gremios", agregó el sindicalista, que además recordó: "nosotros hace cuatro años estuvimos acá en Gobierno cuando se abrieron los sobres para la planta de agua y nunca se empezó. El dinero venía de Israel manchado con sangre porque era cuando bombardeaban Palestina, copaban los bancos y querían enviar ese dinero a la Argentina para que se haga la planta. No sé quién empezó a investigar acá y se impidió que llegue ese dinero".

"Vamos a hacer un seguimiento de cerca con ese tema con los ministros. Nosotros no vamos a soportar que esto lo lleven a un año, seis o siete meses", amenazó quien comanda a un nutrido grupo de trabajadores, hoy preocupado porque "hay 8 mil personas que no tienen su fuente de trabajo" en el sector de la construcción local.

Comentá la nota