Peajes: empleados paran en cabinas de Nueve de Julio y Olivera, por deuda de sueldos

Con levantamiento de barreras en ambas estaciones de Ruta 5. Es consecuencia de la irregularidad en el pago de los salarios en que viene incurriendo la empresa. El sindicato denuncia que esto sucede desde hace 10 meses.
Un panorama particular presentaron en el día de hoy, jueves, las cabinas de peaje de Olivera, en la ruta 5, ya que en medio de un gran malestar de los empleados por la falta de pago, tomaron medidas de fuerza. Lo mismo ocurre en Nueve de Julio, tal cual se conoció.

A partir de las 12 del mediodía los trabajadores de los peajes Nueve de Julio y Olivera de la Ruta 5, cuya concesionaria es la empresa H5, estuvieron de paro haciendo uso de su legítimo derecho a huelga.

La medida de fuerza (levantamiento de barreras) es consecuencia de la irregularidad en el pago de los salarios en que viene incurriendo la empresa: desde hace 10 meses los trabajadores vienen percibiendo en cuotas sus salarios, todavía no han cobrado completo el mes de marzo (resta que la empresa abone alrededor de $ 2000) y aún no les han depositado abril.

A esto se suma la falta de respuestas efectivas del Órgano de Concesiones Viales (OCCOVI) perteneciente al Ministerio de Planificación de la Nación.

Esta empresa, como otras, viene reclamando que se cumplan los convenios firmados con el OCCOVI y esgrimen estas excusas perjudicando a los trabajadores a la hora de cumplir con la Ley.

“A esta crítica situación, en la que los compañeros se encuentran en una alarmante situación económica, se suman las pésimas condiciones de trabajo”, denuncian desde el SUTPA (Sindicato Único de Trabajadores de los Peajes y Afines), apelando a la responsabilidad tanto de la empresa como del OCCOVI. “Durante estos 10 meses hemos agotado todas las instancias de negociación posible, hemos recorrido el camino legal correspondiente y hasta hemos publicado una solicitada el pasado 10 de abril en los diarios Crónica y Tiempo Argentino para informar a la opinión pública la naturaleza del conflicto y la angustia que atraviesan los compañeros y sus familias que ven peligrar su fuente de trabajo y su salario”, destacan.

“Por todo esto extenderemos la medida de fuerza hasta que la empresa H5 y el Estado nos den una respuesta efectiva y garanticen la normalidad en el cobro de los salarios que nuestros compañeros perciben por llevar adelante sus tareas. No estamos exigiendo más que un derecho constitucional. La dignidad de los trabajadores no se negocia”, completan.

Comentá la nota