Peculiar interés empresarial por la tarifa de la luz dio qué hablar

Peculiar interés empresarial por la tarifa de la luz dio qué hablar
El titular de la red Farmar, Juan Castro opinó sobre la prestación y sus costos. Aseguró que es una necesidad la readecuación tarifaria para "tratar de lograr el punto de equilibrio de la empresa", dijo. Desde distintos sectores advirtieron que se trató de una expresión tácita de una privatización en puerta de la Dpec.
La aparición del empresario, Juan Castro en Cadena Sudamericana sacudió el escenario local envuelto en el debate de la nueva tarifa domiciliaria de la prestación energética. El referente empresarial se expresó a favor de la readecuación y provocó varias lecturas. Una de ellas lo marcó como el posible interesado en hacerse cargo de la Dirección Provincial de Energía de Corrientes, popularmente conocida por su sigla Dpec, en caso de proponerse desde el Gobierno su privatización.

Lo cierto fue que Castro eligió la radio más escuchada para manifestar su "humilde propuesta", coincidente en parte con lo sostenido desde el Ejecutivo provincial en el sentido de que es necesario acomodar a los valores actuales unos precios que están frenados desde 2008.

Retomando la moción empresaria, la dividió en cuatro puntos. "El primero, la necesidad y urgencia de una readecuación de las tarifas para tratar de lograr el punto de equilibrio de la empresa en el menor tiempo posible", sentenció para no dejar dudas de su perspectiva sobre la prestación. Otro de los ítems resaltados por el titular de Farmar fue el de la creación de un fondo fiduciario energético, "similar al Fondo de Desarrollo Rural como el que tienen otras provincias, como Formosa o como el Chaco, que soluciona las necesidades urgentes de la compra de materiales e insumos; y otras obras de menor envergadura puede asumir la Dpec para solucionar los problemas inmediatos", detalló.

Agregó a la lista la posibilidad de sostener una tarifa social, "para todos aquellos que necesiten tener con pago mínimo y así disminuir las pérdidas", comentó para enfatizar que ello repercutiría en beneficio de "tener menos multas de Cammesa, menores costos".

Luego se ocupó de mencionar otra idea plasmada desde Fecorr, entidad que preside, relacionada con la cesión de derechos de aquellos beneficiarios particulares cuyos consumos superan los mil kilovatios y a quienes alcance el beneficio futuro de la devolución de la Dpec de los kilovatios tras el fallo de la Corte Suprema.

"Entiendo que a todos nos va a pegar y nos va a doler, pero hay un desfase desde 2008 a la fecha que se produce en la tarifa y hay que readecuarla; por supuesto que tiene su costo, un costo muy grande, además que tiene que asumir el Gobierno como un costo político".

Castro, así hizo hincapié en el retraso de la actualización tarifaria. "Imagínese que estamos pagando hoy la misma tarifa que en 2008 y en 2008 el costo de la planilla de sueldo de la Dpec estaba en 3 millones y medio de pesos, y hoy prácticamente están en 20 millones", expresó para denunciar así un "desfase financiero y económico muy importante de la empresa". "Ahí está nuestra preocupación", reconoció.

El empresario local consideró necesario hablar de un punto de equilibrio, y para obtenerlo "la empresa tendría que estar recaudando un poco más de 70 millones de pesos", calculó como para justificar su aseveración de que la suba tarifaria es "una necesidad". "Hablamos de 70, 60, 80 pesos, lo que el bolsillo del correntino promedio puede pagar y que a la Dpec le pueda servir", estimó.

¿EMPRESARIO DEVALUADO?

"Respaldamos totalmente la propuesta de la Dpec. Hay una necesidad. Hoy el déficit del servicio lo tiene que cubrir la Provincia, entonces lo estamos pagando todos", señaló Castro y disparó un mar de críticas de la opinión pública, donde lo calificaron de empresario devaluado esperando una oportunidad, la que se daría en caso de privatizarse la Dpec.

Coment� la nota