Pedirán la intervención de la obra social de la UNT

Pedirán la intervención de la obra social de la UNT

La reunión del Consejo Superior abordará la situación de la entidad, que preocupa debido a los cortes de servicios por parte de prestadores

La crítica situación que vive la Acción Social de la Universidad Nacional de Tucumán (Asunt) salpimentará la sesión del Consejo Superior, que se realizará desde las 17 de hoy. El tema se impondrá desde dentro y desde fuera del máximo órgano deliberativo de Gobierno de la casa de Terán: por un lado, la cuestión llegará al cuerpo como asunto entrado; por otro, los educadores nucleados en la Asociación de Docentes e Investigadores de la UNT (Adiunt) -afiliados a la obra social- movilizarán en reclamo por la crisis de la entidad (ver “La crisis.....”).

LA GACETA accedió a la presentación elevada por un consejero, en la cual se pide -lisa y llanamente- la intervención de la obra social, sobre la base de una serie de anomalías, que se menciona en los considerandos del proyecto de resolución. Además, en el escrito se propone que el rol de interventor recaiga sobre un agente externo a la UNT, con probada experiencia en el gerenciamiento de obras sociales.

Desde hace tiempo, la situación de Asunt se viene agravando. Días atrás dos colegios de profesionales -el Colegio Médico y el Círculo Odontológico de Tucumán (COT)- habían interrumpido las prestaciones. El presidente de la obra social, Pedro Rollán, había afirmado a LA GACETA el 2 de este mes que estos servicios ya estaban normalizados, pero la presidenta del COT, María de los Ángeles Bulacio, lo había desmentido al día siguiente. De hecho, hasta fines de la semana pasada, afiliados denunciaron que algunas prestaciones no se estaban brindando con normalidad.

Miembros del Consejo Directivo de Asunt pidieron en diversas oportunidades la renuncia de Rollán, sobre la base de que lo consideran responsable de la crisis. Sobre este tema, él había dicho que no tenía conocimiento. Oficialmente, se habla de un déficit de $ 9 millones; pero en off the record, consejeros afirman que no pueden dar fe de que este no sea, incluso, mayor, sobre la base de que los balances mostrarían situaciones irregulares.

Precisamente, la presentación que se debatiría hoy -el cuerpo debe aceptar o rechazar el tratamiento de un asunto entrado- también propone que la Unidad de Auditoría Interna de la UNT audite los últimos cinco ejercicios de Asunt: “(para) determinar las causas que llevaron a la situación actual y los responsables de (esta)”.

“Plenas facultades”

El artículo 1° del proyecto de resolución expresa: “dispónese la intervención de Asunt (...), con plenas facultades para normalizar el funcionamiento del organismo”. Fuentes del Consejo Superior sugirieron que durante el debate se podría pedir que esa medida se extienda por cinco años. “Desde hace varios ejercicios Asunt es deficitaria, y lejos de corregirse esta situación, se fue profundizando hasta llegar al corte de los servicios por parte de distintos prestadores de salud”, denuncia un considerando de la presentación. Más abajo, el escrito expresa que las autoridades de la UNT no hicieron público un informe de auditoría interna de Asunt, sobre las actuaciones del año pasado, que da cuenta de que un importante porcentaje del patrimonio de la obra social estaba comprometido en el déficit. 

“la proyección establecida por las autoridades de Asunt respecto del déficit esperado para este año ya es del orden del 100% del patrimonio neto de (la entidad)”, señala luego. Sobre esta y sobre otras bases se funda el pedido de intervención de la obra social: “esta realidad económica demuestra claramente que Asunt ha sido y es mal administrada, con el potencial perjuicio a sus afiliados en las prestaciones de salud”.

Comentá la nota