La pelea por las viandas deja al descubierto una interna de la UOCRA

La pelea por las viandas deja al descubierto una interna de la UOCRA

Un medio local difundió un audio en el que se escucha al secretario general del gremio amenazando con "hacer quilombo" si cambia la empresa proveedora

Una interna de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA) quedó al descubierto luego de que el diario El Ciudadano publicara una nota a raíz de un audio que fue difundido en el programa La Cocina Política, que se emite en la radio Estudio Cooperativa.La historia tiene sus vericuetos. En el audio que originó la nota del periódico se lo puede escuchar al secretario general del gremio desde hace dos años, José Luis Lemos, mientras habla con un dirigente de Buenos Aires sobre las viandas que reciben los trabajadores afiliados al sindicato que trabajan en la destilería de Luján."Te llamo porque tengo un quilombito en Mendoza, quiero que me des una mano. Me estaban diciendo que van a firmar contrato con otra empresa que les cobra $60 la vianda. ¿Qué, le van a dar mierda de comer a la gente? ¿Y sabés qué? Después me van a bajar línea porque metimos otra comida y voy a hacer quilombo al pedo (...). Desde que está la empresa esta dando comida en la destilería se acabó todo el puterío. La gente no se quejó más", se lo escucha decir a Lemos en el audio, que es una charla telefónica con un representante de Buenos Aires.Diario UNO habló con Lemos, quien dio su versión de los hechos. Según el sindicalista, todo se trata de una interna con la conducción anterior del gremio, en manos de Fernando Anaya, quien ya había sido públicamente denunciado por extorsionar a la titular de la empresa de las viandas que trabajaba antes en la destilería, para mantener los contratos.Los únicos trabajadores de la UOCRA que reciben la comida son los que desempeñan sus tareas dentro de la refinería de YPF. "Eso fue una conquista del gremio porque no es una obligación según nuestro convenio colectivo de trabajo", explicó Lemos."Cuando me hice cargo del sindicato, hace dos años, había una empresa que daba las viandas, que era Puerto Carolino, y era una vianda mala y la gente se quejaba todo el día. Era mala la calidad y la gente retiraba la comida y la tiraba, y sólo se quedaba con la fruta. Por eso, tratamos de cambiarla y empecé a conversar con la empresa para que acomodaran la viandas, pero como no lo hicieron, la empresa llamó a licitación y ganó la que está ahora que es Delicias Cuyanas", comentó.En 2014, bajo la gestión de Fernando Anaya al frente de la UOCRA, Perla Michalczewski (43), titular de Puerto Carolino SA, la empresa que proveía las viandas a las de servicios petroleros,denunció ante los medios que había sido extorsionada durante años por representantes UOCRA para continuar con sus contratos de trabajo."Tuve que pagarles una suma mensual de dinero a Fernando Anaya, secretario general de la UOCRA a nivel local, y a Miguel Guerrero, secretario adjunto", dijo en ese momento la mujer a UNO.Esta denuncia pública de corrupción, que incluyó hasta videos, fue lo que según Lemos hizo caer a los dirigentes y que perdieran las elecciones y, por eso, ahora a unos pocos meses de que vuelvan a tener que elegir representantes, buscan "ensuciarlo" a él."El compromiso mío con los trabajadores es que coman bien y defender la calidad de las viandas. Yo no tengo fondos, no pago las viandas. Sí, soy yo el del audio. Si todos sabemos la situación que estamos viviendo, ¿quién puede dar una comida como la gente por $60 con la gaseosa de marca y el postre de marca?", explicó Lemos sobre su llamado telefónico. "Si la comida es mala, no importa el precio, yo voy a hacer quilombo para que sea buena", agregó.¿Por qué se difunde el audio? Lemos dijo que esto es por obra de quien era el delegado de Luján, cuya sede fue cerrada. "Es Mauricio Agüero, esta persona me quiere ensuciar a mí, pero yo no tengo nada que ocultar. Este compañero ya había salido pegando afiches en mi contra", aseguró.Los periodistas de El Ciudadano denunciaron que en la salida del diario, en la madrugada, hubo algunas personas que quisieron comprarles todos los ejemplares a los canillitas en lo que vivieron como un "apriete". Lemos dijo que él no tuvo nada que ver con esto. "Eso de acá no fue, no lo hemos hecho nosotros ni lo vamos a hacer porque no tenemos nada que esconder. Eso lo han hecho los mismos que difundieron el audio porque esta mañana –por ayer– cuando llegué había una pila de diarios acá tirados en la cochera", afirmó.

Comentá la nota