No tan peleados: La CGT oficialista se acerca a Moyano

No tan peleados: La CGT oficialista se acerca a Moyano
El titular del gremio de Luz y Fuerza, Oscar Lescano, cuestionó la suba del mínimo no imponible de Ganancias, y advirtió: "El gobierno nos está obligando a que nos juntemos".

En diálogo con el diario El Tribuno de Salta, el secretario general de Luz y Fuerza, Oscar Lescano, uno de los principales referentes de la oficialista CGT Alsina, criticó en duros términos al gobierno por la modificación en el tributo.

"El anuncio no es significativo: al contrario, a nosotros nos perjudica. A las dos millones de personas que están aportando actualmente no las beneficia en nada. Esto es así porque si la suba sería a partir de enero, algunas personas se verían beneficiadas, pero no es así", aseguró el histórico gremialista.

"Como el aumento es a partir de marzo y los convenios se cierran entre marzo, abril y mayo, cuando se discutan las paritarias los que consigan por ejemplo una suba del 20% pierden de vuelta el beneficio que se anunció a partir de marzo. Quiere decir que entre marzo y mayo la situación de los que aportan vuelve a ser igual a la del día anterior al anuncio de la Presidenta", explicó.

Al ser consultado sobre las posibles motivaciones del gobierno en anunciar algo que no beneficiaría a nadie, el dirigente sindical respondió que lo hacía "porque no quería desembolsar ocho mil millones de pesos, evidentemente".

"El Gobierno dice que va a desembolsar 8.300 millones de pesos pero eso lo hará solo en la teoría, ya que en la práctica cuando firmen los convenios se vuelve a estar en la situación anterior. En nuestro gremio va a ser peor porque yo por el 20 % no voy a firmar, voy a firmar por más. Todos los que firmen por más del 20 por ciento es más plata para el Estado", sostuvo Lescano.

Por otra parte, Lescano advirtió de un escenario de mayor conflictividad gremial en 2013, ya que "como de costumbre se tomó la decisión (de la suba del piso al impuesto de Ganancias) ignorando a opositores y oficialistas".

Además, vaticinó una unión entre la CGT Alsina que conduce el titular de la UOM, Antonio Caló, y la CGT Azopardo, opositora, de Hugo Moyano, y aseguró "no tener dudas" que eso sucederá.

"Moyano ya estuvo dos años y a nosotros su estilo de conducción no nos convence. Con eso no quiero decir que no queramos la unidad: creo que cada vez está más cerca la unidad. Queriendo o no queriendo, (el Gobierno) nos está obligando a juntarnos todos", indicó.

Comentá la nota