Peligra el servicio de recolección de residuos por un conflicto laboral

Un nuevo conflicto laboral se suscitó en el seno de del Sindicato de Camioneros cuando se determinó una medida de fuerza frente a las instalaciones de la firma Ashira, concesionaria del servicio de recolección de residuos en la ciudad de Puerto Madryn.
En este sentido, los representantes sindicales destacaron que la medida se basa en el “incumplimiento del Convenio Colectivo de Trabajo” que el sindicato denuncia, incurriría la empresa. Es por ello que el servicio se podría ver afectado si no se aborda a un acuerdo de partes. En representación del Sindicato de Camioneros, el integrante de la comisión directiva Pablo Urrutia, sostuvo que “tenemos un conflicto colectivo en ASHIRA donde se tomó parte sobre una acción directa ocurrida el día 18 durante el turno noche” advirtió. En este sentido, hizo saber que “por esa razón está paralizado el servicio tanto del turno noche como del turno mañana de forma indefinida hasta que no se regularice esta situación” advirtió.

El representante sindical informó que “entendemos que existe una sobre exigencia de la parte empresarial hacia ellas”. En este sentido, aclaró que “por una eventualidad de certificado médico o ART, donde la empresa no tiene una tarea pasiva y el trabajador ante el inconveniente momentáneo de no poder correr más atrás del camión” los trabajadores que realizan actividades para la concesionaria del servicio de recolección de basura “se queda sin trabajo y de esto nadie se hace cargo” indicó.

Buscando diálogo

Respecto del conflicto en sí, el sindicalista reconoció que “por el momento no se ha hablado nada” con las autoridades de la empresa. En este sentido, destacó que “se ha comunicado el apoderado y el abogado de la empresa” aunque destacó que “no se pudo tomar contacto con el dueño” de la firma. Para los representantes de los trabajadores “es importante hablar con él porque es quien toma las decisiones políticas” destacó Urrutia.

Según enfatizó el dirigente sindical “el diálogo lo tenemos abierto siempre”; aunque hizo hincapié en que ahora “depende de la parte empresarial el acercarse para hablar” señaló. En este contexto advirtió que “tenemos que entender que la base de ellos está a 1400 kilómetros porque están en Buenos Aires” con lo cual “sería cuestión de consensuar algún tipo de reunión”; ya sea “viajando ellos o nosotros”. De este modo, se podría avanzar “así tratando de descomprimir este conflicto” concluyó el representante sindical Pablo Urrutia del Sindicato de Camioneros.

Coment� la nota