Peñaloza: Si Mestre avanza en la licitación habrá problemas serios

Peñaloza: Si Mestre avanza en la licitación habrá problemas serios
El titular de la UTA exige que se postergue el proceso licitatorio . Advierte que el gremio resistirá los cambios previstos y la privatización de Tamse.

Sin indirectas y con duras advertencias al intendente Ramón Mestre, Alfredo Peñaloza, secretario general de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) seccional Córdoba aseguró que el gremio de los choferes “no permitirá” que se lleve adelante la licitación nacional e internacional destinada a contratar las cuatro empresas que deberán instrumentar un nuevo sistema de transporte en la ciudad de Córdoba. Los pliegos ya están aprobados y el municipio planea realizar el llamado en un mes.

Más fuerte aún es la resistencia gremial a la privatización de la empresa municipal Tamse.

“No están dadas las condiciones económicas, el sistema que propone el municipio es imposible de implementar en las calles de Córdoba y los cambios pueden terminar afectando la fuente de trabajo, como ya ocurrió en 2001, cuando se quiso implementar un sistema similar. UTA considera que la discusión de los pliegos fue insuficiente y exige una prórroga del actual sistema y una revisión de lo aprobado por el Concejo Deliberante”, indicó Peñaloza.

Recalcó que la junta directiva y el cuerpo de delegados esperan que el intendente Ramón Mestre los reciba en audiencia para plantear esas objeciones. “El gremio quiere plantear con total claridad que si ese llamado a licitación se realiza y se avanza en la privatización de Tamse, va a haber serios problemas gremiales en Córdoba. Estamos haciendo este planteo porque no queremos que haya problemas y si esto avanza va a haber muchos problemas”, indicó.

Acompañado por el asesor legal de UTA, Enrique Dibo, Peñaloza admitió que el municipio, en tanto poder concedente, tiene la potestad de llamar a licitación, y también reconoció que vía decreto Mestre brindó todas las garantías de continuidad laboral, en idéntica categoría y con respeto de la antigüedad de los choferes. Además, reconoció que el Concejo incrementó de 761 a 835 la cantidad de unidades que se exigirán a las nuevas prestatarias para respetar la proporcionalidad entre la cantidad de colectivos y de choferes.

¿Por qué la reacción gremial entonces? UTA sostiene que el sistema proyectado es técnicamente deficiente, que los cordobeses ya rechazaron hace una década el esquema de trasbordos, y que la infraestructura vial cordobesa no admite el sistema de paradas centrales y carriles exclusivos. “A nivel técnico los pliegos son una payasada”, disparó Peñaloza.

Por su parte, Dibo apuntó a la coyuntura económica, la posible retirada de los subsidios nacionales y el desincentivo que esto supone para la inversión privada en transporte público. “No es el momento de plantear este proceso, porque no hay garantía alguna de que los nuevos prestatarios sean solventes. Córdoba ya vivió esto”, indicó el abogado de UTA.

Respecto de Tamse, el gremio sostiene que la empresa está 
en plena etapa de reducción de ­déficit y que debe seguir siendo municipal. “Yo soy de Tamse y esa empresa no se va a privatizar. No me importan las promesas políticas del intendente ni los negocios. UTA no va a permitir la privatización”, dijo Peñaloza, quien negó que la conflictividad que está planteando de repente el gremio se vincule a internas o al hecho de que el 4 de marzo se elijan delegados en la empresa municipal.

Desde el municipio no hubo respuesta oficial, pero recalcaron que el gremio tiene todas las garantías de continuidad de los trabajadores, y que el llamado a licitación será en un mes.

A Buenos Aires. UTA Córdoba esta semana planteará a la cúpula de UTA nacional su oposición a la licitación del transporte urbano cordobés. Buscará respaldo de la conducción en su cruzada por la postergación del llamado previsto para marzo próximo.

Comentá la nota