Penúltimo paro a Giaco, primero a Mestre

Choferes de Tamse harán asambleas el lunes. Dicen que falta mantenimiento y tienen mucha incertidumbre por el futuro de la firma.
Qué día de locos se nos viene el lunes a los cordobeses porque los municipales estarán con servicios a media máquina por reclamo del pase de los monotributistas como contratados y, además, estallará el conflicto de los choferes de la empresta estatal Tamse. A la mañana harán un parate en todas las puntas de líneas por el estado de los colectivos y porque “tienen incertidumbre” de los destinos de esta transportista cuando asuma el radical Ramón Mestre.

La temperatura se vino calentando estas semanas en la Tamse y las bases empezaron a plantearles a sus delegados qué acciones tomarán respecto del futuro de esta empresa. Los radicales anticiparon en campaña que sólo algunas líneas quedarán en manos de la Municipalidad y que el resto serán concesionadas, junto con los otros corredores de Coniferal y Ciudad de Córdoba.

Calentitos, los muchachos le presentaron ayer una nota al presidente de Tamse, Ignacio Olocco, a quien le expusieron el malestar por la falta de compra de repuestos, y el aumento de los coches parados. A eso le sumaron “la incertidumbre” por sus puestos de trabajo. Por eso abrirán el paraguas, y el lunes cortarán los servicios para las asambleas informativas. “Como cuerpo de delegados, no vamos a esperar hasta el 11 de diciembre y sea demasiado tarde para alzar nuestras voces, reclamando nuestros derechos de poder desempeñarnos con los buses en perfecto estado y el taller abastecido”, redactaron los colectivos.

Dejaron claro a las autoridades actuales y a las venideras que están en pie de lucha antes del 10 de diciembre, día que asuma Mestre. Javier Arrieta, unos de los delegados, dijo que hoy tienen unos 40 coches parados, y no quieren que “se sumen más”. El presidente de Tamse, Ignacio Olocco, indicó que “está abierto el diálogo” y que intentarán frenar la protesta.

Comentá la nota