Los peones rurales sostienen los cortes de ruta pese al reto de Cristina

La medida de fuerza continuará hoy en distintas rutas del país. En Río Cuarto, la Uatre interrumpirá el tránsito alternadamente en el cruce de A005 y 8. Piden que Trabajo homologue un aumento del 35,7%
Los trabajadores rurales nucleados en la Uatre replicaron ayer los cortes de ruta en diferentes puntos del país reclamando al Ministerio de Trabajo de la Nación que homologue un aumento salarial del 35,7% que el gremio ya tiene acordado con las entidades del campo desde el mes pasado.

El acuerdo permitiría al peón de campo pasar de un salario actual de 2.200 pesos a casi 3 mil. Pero aunque la patronal dio el visto bueno, la cartera que conduce Carlos Tomada se negó a prestar el acuerdo y firmarlo. ¿Los motivos? Según el gremio, el Gobierno no quiere que el porcentaje aparezca ahora como una referencia que pueda condicionar al resto de las paritarias que se puedan abrir de ahora en adelante y que eso desmadre las negociaciones.

Eso fue ratificado el martes por Uatre cuando Trabajo propuso un acuerdo por el 25%. “Evidentemente que no quiere porcentajes demasiado elevados en los acuerdos y por eso quiso quitarnos más del 10% de aumento a lo que ya tenemos acordado”, había explicado Marcelo Acevedo, delegado de Uatre en Río Cuarto.

La protesta tuvo continuidad así en el cruce de las rutas A005 y 8 en Río Cuarto, donde un grupo de trabajadores rurales realizó cortes parciales en las diferentes manos. La medida sindical comenzó cerca el mediodía y se extendió hasta casi las 18. “Como no hay novedades ni avances con este tema, vamos a continuar con el reclamo”, adelantó Acevedo. La continuidad se dará hoy desde media mañana en el mismo lugar, al tiempo de tendrá réplicas en más de 70 puntos del país, según dijeron fuentes sindicales.

Como trasfondo del reclamo se recorta el escenario político. El titular de Uatre, Gerónimo “Momo” Venegas, fue “la pata” sindical de la candidatura presidencial de Eduardo Duhalde. Por eso muchos creen que detrás de la negativa del gobierno a homologar el acuerdo alcanzado entre la mesa de enlace y la Uatre se esconde “un pase de facturas de La Rosada”.

El acuerdo alcanzado con las entidades del campo y que es retroactivo a septiembre permanece así sin poder aplicarse hasta tanto no se destrabe la gestión en la cartera laboral.

Comentá la nota