Peones de taxis se declararon en estado de alerta y movilización

Peones de taxis se declararon en estado de alerta y movilización
La medida se resolvió ayer ante el incumplimiento de una normativa que obliga a los dueños de los vehículos a tener a sus trabajadores dentro del empleo formal. Cerca de 700 trabajadores están en esta situación distribuidos en tres cooperativas
El Sindicato Único de Peones de Taxis (SUPETAX) se declaró ayer en estado de alerta y movilización ante la falta de cumplimiento del artículo 1.5.1 en el marco del acuerdo suscripto el pasado 27 de mayo, por el cual los patrones debían contar con todos sus trabajadores registrados y presentar la documentación correspondiente en la inspección anual. En la ciudad entre 600 y 700 peones de taxistas continúan trabajando “en negro” y “permanecen sujetos a tres cooperativas para no perder su fuente de ingresos”, explicó Donato Cirone, Secretario General de SUPETAX.

El acuerdo que mencionan los peones de taxis, se suscribió entre el Municipio de General Pueyrredon, la Federación Nacional de Peones de Taxis y el sindicato local. Según el mismo a partir del día 1 de septiembre “los licenciatarios cuyos trabajadores están comprendidos en el marco de lo previsto por la Ordenanza N° 17633” (Cooperativas de Trabajo), debían cumplimentar el proceso de presentación de los requisitos previstos en el Artículo Primero, que sostiene: “La Municipalidad de General Pueyrredon a partir del 1° de Junio de 2010, habiltará y cederá un espacio al Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación y al Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires, para que actuando en forma separada o conjunta, el titular de la unidad acredite en esta instancia que cumple con ciertos requisitos y ello, previo a la continuidad del trámite de inspección anual”. Entre los requisitos mencionados se encuentran la constancia de Alta Temprana de los Conductores no titulares y original y copia del Formulario 931, con la nómina de personal y acreditación de pago. “A pesar de lo acordado, en Mar del Plata sigue habiendo trabajadores en negro y cerca de 600 y 700 peones continúan en tres cooperativas trabajando en negro para no perder su trabajo, sin que los dueños les hagan los aportes correspondientes y ellos mismos se deben hacer cargo del pago del monotributo”, afirmó Cirone.

De acuerdo con SUPETAX, el estado de alerta y movilización surge ante “el incumplimiento sistemático de los plazos y procedimientos establecidos por parte de los funcionarios municipales; quienes permiten que aquellos licenciatarios enmarcados según la ordenanza 17633, que cedieron sus licencias a cooperativas de trabajo y obligaron a sus choferes a asociarse a las mismas como monotributistas, sigan evadiendo los controles de los Inspectores de los Ministerios de Trabajo; cercenando los derechos de cientos de trabajadores que se encuentran sometidos al fraude laboral en seudo cooperativas de trabajo, donde figuran como supuestos socios cooperativos, con la sola intención de los empleadores de evadir el pago de aportes y contribuciones”. Por lo cual, los trabajadores no cuentan obra social para ellos y sus familias, aseguradora de riesgos de trabajo, asignaciones familiares, Extraordinarias, ni recibo de sueldo.

“Al momento de firmar el acta, las cooperativas tenían tres días para registrar a sus empleados, y diciendo que era poco tiempo pidieron tres meses de plazo. Se los otorgamos, pero luego solicitaron un mes más.

Cansados de esta situación mantuvimos reuniones con autoridades municipales, pero para nosotros se agotó el canal de diálogo”, completó Cirone. Por este motivo y “ante el requerimiento de cientos de compañeros afectados”, la Comisión Directiva del Sindicato Único de Peones de Taxis, estableció el estado de alerta y movilización, y “exhorta a las autoridades municipales a cumplir con lo acordado en el Acta del 27 de mayo de 2010”.

Finalmente, desde SUPETAX consideraron que en caso de persistir esta situación “daremos inicio a las medidas de acción directa que comenzarían el día miércoles 27 del corriente y se extenderán hasta el domingo 31 inclusive”.

“Si en los próximos días no tenemos novedades en relación a estos trabajadores en negro, no descartamos realizar movilizaciones, concentraciones en dependencias municipales y seudo cooperativas, y el cese completo de la actividad”, finalizó Cirone.

Comentá la nota