Persiste la puja gremial entre Municipales y ATE

El secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales, Vicente Beccarini, le puso ayer un poco más de pimienta a la conflictiva relación entre su organización gremial y ATE. Anunció que por gestión suya, el Departamento Ejecutivo accedió a no descontar las horas de trabajo de los empleados del corralón que participaron en asambleas de ATE.
Más allá de muy puntuales y aisladas excepciones, la convivencia del Sindicato de Trabajadores Municipales y ATE dentro del ámbito laboral del municipio viene siendo trabajosa. El trato entre ambas entidades es ríspido y suele incluir declaraciones y acusaciones cruzadas de sus dirigentes. La reciente negociación salarial para el 2012 fue el detonante de un nuevo episodio. Municipales aceptó una propuesta del Ejecutivo, mientras que ATE no participó de la discusión (según aseveran, por una represalia del Ejecutivo a raíz de las varias asambleas generales y sectoriales realizadas por el sindicato nucleado en la CTA).

Con ese antecedente, el secretario general del Sindicato de Municipales, Vicente Beccarini, salió ayer a formular dos anuncios que -por elevación- fueron a hacer blanco sobre ATE. El primero de esos anuncios tiene que ver con el descuento de horas de trabajo de aquellos empleados municipales que participaron en las asambleas convocadas por ATE.

“Es un tema que vengo hablando con el secretario de Gobierno, Danilo Petroni, desde el lunes. Desde aquel momento, nuestra intención era que no se descuenten los días de trabajo a los chicos del corralón que participaron de las asambleas. Se llegó a buen término, y el propio Petroni anunciará en las próximas horas que fui yo quien gestó este logro para los trabajadores”, explicó Beccarini, quien se refirió a ATE como “un gremio que no tiene nada que ver”, y que “metió la pata”. “Ahora tenemos que salir nosotros a gestionar para que los muchachos no pierdan los días de sueldo”, completó el dirigente de Municipales, quien también advirtió que “es importante que los trabajadores comprendan que cuando haya que hacer una asamblea, el único sindicato facultado para convocarla es el de Trabajadores Municipales; es un derecho que nos asiste”.

Viviendas exclusivas

Por otra parte, el segundo anuncio de Beccarini tiene que ver con un nuevo plan de viviendas para afiliados del Sindicato de Trabajadores Municipales. “El Intendente nos facilita la posibilidad de obtener 66 viviendas más. O sea que vamos a tener 128 viviendas para entregar a nuestros afiliados”, explicó Beccarini. La alusión tiene que ver con las 62 unidades habitaciones que se construirán en barrio Hipólito Irigoyen, sobre Avenida Falcón, y a las que -según anunció- ahora se sumarán otras 66 que se levantarán en un predio de la zona norte.

En ambos casos, se trata de planes correspondientes a la Nación (que desembolsa fondos para materiales y mano de obra), que son ejecutados a través de cooperativas de trabajo. En tanto, la Municipalidad cede los terrenos. Y el encargado de adjudicar las viviendas, es el Sindicato.

Según explicó Beccarini, los únicos requisitos que deben cumplir los empleados municipales que aspiren a comprar esas viviendas, son dos: primero, un mínimo de 6 meses de antigüedad en la planta permanente del Municipio; y segundo, ser afiliados del Sindicato de Trabajadores Municipales.

Eje salarial

El nuevo episodio de desavenencia entre ambas entidades se remonta a la negociación de los salarios de los empleados del Municipio, un ámbito laboral en el cual ambos sindicatos tienen representados. Mientras que ATE no era convidado por el Departamento Ejecutivo a participar de la discusión, el Sindicato de Trabajadores Municipales a través de una asamblea decidió aceptar una oferta salarial que consistió en una mejora del 15 por ciento en marzo (retroactiva a enero), y otras dos del 5 por ciento que serán aplicadas en junio y setiembre próximo.

Además de su enojo contra el Ejecutivo, ATE también lanzó críticas contra Municipales por haber aceptado un aumento que consideran insuficiente.

“No fue el sindicato, sino la asamblea la que determinó por mayoría aceptar la propuesta y también seguir negociando. Y eso es lo que estamos haciendo ahora: negociando. Lo que tienen que hacer esos parientes que tenemos dando vueltas, es callarse un poco la boca. Por eso yo me voy a perder el tiempo discutiendo con ellos: lo importante es esto: estos importantes logros que hoy estamos anunciando”, expresó Beccarini.-

Comentá la nota