Personal de Aunor insiste con la libertad sindical

Después del paro comenzó la negociación para el traspaso de sindicato. Los empleados dicen que no hay avances.
El personal de Aunor levantó las barreras a mediados de junio como medida de reclamo y durante 15 días. Los autos podían pasar el peaje sin pagar.

La empresa sostuvo que cualquier aumento salarial solo es posible de realizar en caso de que el Gobierno los autorice a subir la tarifa.

“No hay novedades. No se descarta volver al paro. Es una opción, pero el último recurso”, señaló Fernando Amarilla, secretario adjunto de Sutpa.

Duró alrededor de 15 días la protesta que los empleados de Aunor llevaron adelante hace poco más de un mes, cuando pidieron el traspaso del Sindicato de Comercio al Sindicato Unido de Trabajadores de Peajes y Afines (Sutpa).

“Los plazos no se cumplieron. No sabemos dónde estamos parados y si se va a hacer efectivo el traspaso a Sutpa, que es lo que nosotros exigimos que se cumpla”, sostuvo, en diálogo con El Tribuno, una de las empleadas de Aunor.

Lo cierto es que el cambio de un sindicato a otro implica para la concesionaria una actualización salarial grande, que, según explicaron desde la empresa, no está en condiciones de realizar. Por ello es que le solicitan al Poder Ejecutivo Provincial autorización para aumentar la tarifa. Las negociaciones se iniciaron pero la suba aún no se realizó y no se informó el precio que se determinó. Lo que sí se conoce es que el Gobierno rechazó la primera oferta que la empresa presentó, donde solicitaba llevar la tarifa a $4, lo que implicaba una suba de $1,50. En cambio, propuso un incremento inmediato de $0,50 y pautar escalonadamente la suba tarifaria.

“Acá no cambió nada. No es lo que hablamos. Se dijo una cosa pero se está haciendo otra. Queremos la libertad sindical porque no tenemos por qué pertenecer a un sindicato que no está relacionado con el trabajo que diariamente realizamos”, sostuvo otro empleado.

La empresa Aunor ya comunicó que hace poco más de 5 años que no tienen permiso para aumentar la tarifa, lo que perjudica las inversiones en esta carretera de alto tránsito, sobre todo turístico.

“Estamos hablando con la empresa para ver cómo se puede avanzar y evitar así que todo quede estancado”, explicó Fernando Amarilla, secretario adjunto de Sutpa. Agregó: “No tenemos ninguna novedad. No se descarta volver al paro, es una opción presente. Es el último recurso que tenemos”. Aunor tiene la concesión de 39 kilómetros de la ruta nacional N§ 9, que van desde el cruce de Gemes hasta el ingreso a Salta.

Comentá la nota