A pesar de los incidentes, se otorgaron 56 cargos

A pesar de los incidentes, se otorgaron 56 cargos

La polémica asamblea realizada en la Escuela del Barrio Apolo otorgó trabajo a 56 docentes que hasta ahora no lo tenían. El secretario general de ATECA, en diálogo con el programa “El Club de La Isla” por La Isla FM negó los incidentes.

os problemas en la asamblea que ya había sido suspendida el sábado pasado surgieron cuando la mesa de la Junta de Clasificación leyó el orden de mérito y se empezó a optar por los cargos. 

Es que se mantuvo la disposición N° 012 que establece que se “priorizará a los docentes que no detentan otro cargo dentro del sistema educativo provincial, municipal, privado, de la Nación o que fuera empleado público”. 

Desde el Ministerio de Educación informaron que desde este miércoles “esos docentes estaban asumiendo las responsabilidades para las que optaron en un clima enrarecido que pretendía amedrentarlos”, a tal punto que varios de ellos expresaron “sentirse ‘amenazados y en riesgo’, según sus propias expresiones”.

Por su parte, Mario Sánchez, secretario general de ATECA, en diálogo con el programa “El Club de La Isla” aseguró que durante la asamblea “no hubo ningún tipo de falta de respeto entre los docentes”. “Lo que nos molestó fue la presencia de tanta fuerza de seguridad, porque los docentes podemos reclamar por nuestros derechos pero como educadores que somos no realizamos ningún acto de violencia hacia las personas que allí se encontraban”, agregó.

Sobre la acusación que realizó el Ministerio de Educación por “la recurrente oposición, muchas veces violenta, de representantes de ADUCA y ATECA”, Sánchez respondió que desde el gremio se buscó “defender nuestros derechos”. “Hicimos las presentaciones correspondientes y no tuvimos respuestas”, alegó.

Al respecto, añadió que desde el ministerio “dejen de culpar a ATECA porque les demostramos hasta cuando les llenamos la plaza que no ejercemos violencia”.

“Me enorgullece la educación y la altura mostrada por la docencia durante la asamblea porque no pasó más allá de un gran reclamo generalizado de abucheos y palmas a la prosecución de la asamblea”.

Conciliación obligatoria

Sobre la conciliación obligatoria que rige entre la cartera de Educación y el frente gremial de los docentes, Sánchez comentó que “la expectativa en la docencia es que se resuelva” el conflicto.

Sin embargo, remarcó que la polémica por la disposición Nº 012 va a afectar el desarrollo de las reuniones: “mal se puede conversar en búsqueda de acuerdos si por otro lado se toman decisiones que afectan los derechos de los trabajadores”.

Sobre la posibilidad de un acuerdo, Sánchez recordó que el pedido del frente gremial es de un incremento que ronde entre un 40 y un 50%. “Aunque parezca mucho, un docente de grado no llegaría a los 1000 pesos de básico”, remarcó.

Comentá la nota