Pese al paro del SOMU, los costeros ratifican su negativa a modificar el convenio

Pese al paro del SOMU, los costeros ratifican su negativa a modificar el convenio
La decisión surgió de un encuentro de armadores realizado en la sede de la Asociación de Embarcaciones de Pesca Costera. El miércoles habrá una nueva audiencia en el Ministerio de Trabajo de la Nación.
“Los números son absolutamente negativos como para eliminar el descuento del 19 por ciento. Ceder en esta postura sería modificar el convenio y hoy no estamos en condiciones de hacerlo”. Este fue el mensaje que dejaron los miembros de la Asociación de Embarcaciones de Pesca Costera tras el encuentro que mantuvieron en la sede de la entidad.

Pese a la continuidad del paro que lleva adelante el Somu, los titulares de buques ratificaron la postura sostenida ya desde el inicio de la discusión con el sindicato.

Desde el gremio reclaman justamente la eliminación del 19 por ciento que los armadores descuentan de la producción bruta en el marco de la fórmula que determina “la parte” o ingreso del marinero. La diferencia de criterios por ahora traba la actualización del Convenio Colectivo de Trabajo 335/01 que rige para el sector; sin embargo, la negociación sigue en pie.

El Ministerio de Trabajo de la Nación volverá a reunir a los representantes de cada parte este miércoles, a las 15.30, en la sede porteña de la cartera. Las expectativas de acuerdo, claro, son bajas.

“Un poco la reunión fue confirmar qué vamos a hacer y la verdad es que todos coincidimos en mantener la posición que ya expusimos en otras reuniones”, reveló el gerente de los costeros, Mariano Retrivi.

Mientras tanto, la flota comenzó a sentir los efectos de la medida de fuerza. Algunos barcos que intentaron zarpar durante el fin de semana y este lunes no pudieron hacerlo.

A diferencia de lo ocurrido el viernes, cuando salieron unas quince embarcaciones, en las últimas horas el gremio intensificó sus esfuerzos en el muelle para dar cumplimiento a la medida de fuerza. Según los armadores, en algunos casos se encontraron sin los servicios de hielo y cajones. Esto naturalmente los dejó amarrados y con un clima de tensión en aumento.

Comentá la nota