Petroleros advirtieron que están en juego dos mil puestos de trabajo en Santa Cruz

Petroleros advirtieron que están en juego dos mil puestos de trabajo en Santa Cruz

Mañana viernes el sindicato de Petroleros y Gas Privado definirá en un plenario de delegados si para o no la producción. Río Gallegos es una de las ciudades más complicada por falta de inversión, yacimientos viejos y baja producción. 

El sindicato de Petroleros y Gas Privado de Santa Cruz podría sumarse a las medidas de fuerza que resolvió el sindicato de Chubut y parar la producción. Así lo podrían definir mañana viernes cuando  realicen un plenario de delegados en Pico Truncado.

Hace una semana el gremio realizó dos marchas, una en Río Gallegos y otra en Caleta Olivia para defender puestos laborales, que según el secretario gremial, Rafael Huenchelen, provocarían dos mil despidos. 

Similar-

“En principio la situación es similar a la  de Chubut. Acá el precio del barril de crudo está al mismo precio que Chubut, pero allá se exporta un parte y acá queda en el país porque gran parte de los yacimientos son de YPF”, indico el gremialista a TiempoSur.

La baja del precio del crudo conlleva que Nación deba invertir y subsidiar la pérdida en ganancias para que las empresas no despidan personal. Pero según Huenchelen “Nación ya nos avisó que si paramos le simplificamos el trabajo que es bajar la producción y ahorrarse la inversión en subsidiar en abril”.

En Chubut, según la dirigencia sindical, peligran cinco mil puestos de trabajo, en Santa Cruz dos mil. “Son dos mil puestos de diferentes operadoras que son las más complicadas. Hay empresas que ya no pueden estar en actividad porque le subieron los costos y no pudieron negociar tarifas que no se actualizan desde hace cinco años”,  apuntó.

Peor-

El peor panorama es en la capital santacruceña, en donde “hay yacimientos  viejos y falta inversión y además bajó mucho la producción”. La situación -aclaró el dirigente- sucede desde hace tiempo en donde el crudo “baja y sube”.

“Le pedimos a Nación que aguanten los puestos de trabajo porque en la industria del petróleo siempre el precio ha subido y bajado. La idea no es recibir subsidios para que los trabajadores estén en sus casas, sino que suban a trabajar”, fustigó.

Comentá la nota