Petroleros anunció paro total por 48 horas

Lo confirmó ayer el Secretario General del Sindicato del Petróleo y Gas Privado del Chubut, Jorge Ávila. Será desde las cero de hoy con afectación a la producción y presencia en las rutas ante la intransigente posición de la empresa Weatherford por el despido de 39 trabajadores y la amenaza de la Cámara de Servicios Especiales de enviar telegramas para el resto de los trabajadores que la integran, se indicó desde el sindicato.

“Vamos a realizar la medida de acción directa, un paro general por 48 horas, con afectación a la producción y todo lo que tenga que ver con los yacimientos, porque también hay un cansancio de los Delegados por los días descontados por el paro de los maestros, ya que a todos los trabajadores se les está descontando de sus salarios diferentes sumas por los días no trabajados”, expresó Ávila.

El dirigente sindical enfatizó que “la medida la tomaron los propios Delegados en un Plenario, de ir a la ruta, pues están convencidos que los trabajadores van a acompañar todo el proceso del plan de lucha, porque si no le estamos entregando a la Cámara de Servicios Especiales la negociación del Convenio Colectivo de Trabajo y los futuros aumentos salariales. No podemos arreglar el conflicto con una multinacional como Weatherford que cada cinco minutos llama a Houston para recibir instrucciones, porque así es imposible poder acercarnos”.

“Amenaza de despedir a otros 2.000 trabajadores”

Ante el paro total previsto para las 0 horas de hoy miércoles 13 de noviembre, Ávila remarcó que “la pelea siempre es dura, difícil, porque esta gente se maneja de esta manera y ya nos anunció que no solamente van a seguir apostando a esto sino que mañana van a despedir 2.000 trabajadores, amenazaron. Y nosotros bajo amenaza no transamos con nadie. No le tenemos miedo a banderas extranjeras, no nos preocupa mucho enfrentarnos con ellos”, esgrimió.

“Buscamos hasta último momento mantener en la mesa de la negociación estos 39 despidos y si mañana meten otros 2 mil, con esa amenaza no se puede negociar nada. Tendría que entregarle la llave del Sindicato a la Cámara de Servicios Especiales; creo que esta gente viene mal acostumbrada, siempre buscan un beneficio extra”, lamentó el dirigente gremial.

Y agregó que “no sería extraño que detrás de esto aparezca YPF también con lo mismo, porque es uno de los principales responsables ya que siempre supo de este conflicto y sin embargo le ofreció más trabajo a Weatherford en Las Heras y en Neuquén”, aludiendo a la evidente desinversión de la operadora en la provincia.

En cuanto a cómo afecta eso a la futura renegociación con la empresa de bandera, Ávila explicó que el hecho de que se renegocien las áreas, no quiere decir que tengan que estar en riesgo las fuentes laborales, y que eso es lo primero que se tiene que garantizar. “Desde ahí nace todo arreglo de concesión del área, es como lo de PAE. No me pueden condicionar a mí con 40 despidos o con que no me van a dar la plata para la Clínica. Acá lo que molesta es que como ni el Gobierno municipal ni el provincial se puede enfrentar a estas poderosas empresas, creen que pueden hacer lo que quieren en toda la región, y esto no es así. Les vamos a poner un límite en los yacimientos”, aseguró.

“Estamos dispuestos a dialogar, pero no vamos a ponernos de rodillas”

Insistió en que para encontrar visos de solución, primero se debe dar garantía sobre los puestos laborales para después sentarse a hablar de todo lo que se debe hablar. “Estamos dispuestos a dialogar y arreglar los problemas como tiene que ser. Que ellos definan su posición y nosotros la nuestra. Los trabajadores no pueden quedar de rodillas porque ellos quieran. Están condicionando hasta la discusión salarial, diciendo que este conflicto lo único que va a hacer es no discutir salarios. Ellos no quieren hacerlo durante este año”, aseveró.

El titular del Gremio petrolero expresó que “acá se va a afectar la producción, paran los petroleros. Esto se va a llevar a cabo y los intereses del Gobierno nacional deben estar también en que se arregle pronto. Si nos convoca, cómo no vamos a ir, por supuesto que sí”.

Finalmente sobre la postura inflexible de la Cámara y las principales operadoras luego de la tensión por los cortes docentes, Ávila confesó que no esperaba esa actitud, pensando que iba a existir un diálogo con algunos reparos hacia la entidad sindical, pero no que se tomaran a la ligera decir “esto, o nada”, en referencia a la posición intransigente de la parte empresarial. “No vamos a entregar los puestos laborales por plata de aumentos salariales o de la Clínica, no lo voy a hacer así”, concluyó.

Comentá la nota