Petroleros comienzan un paro que afectará stock de garrafas

Petroleros comienzan un paro que afectará stock de garrafas
En Corrientes ya se cortaron los envíos desde las plantas por el conflicto gremial de trabajadores, quienes decidieron continuar con la medida de fuerza.

Aseguran que el faltante se hará sentir esta semana y afectará principalmente las demandas de tubos de 10 y 45 kilos, así como la provisión de garrafas sociales.

Esta semana se sentirá en Corrientes la faltante de garrafas ya que los envíos de planta se cortaron el pasado jueves, por un paro decretado por el Sindicato de Petroleros. Estaba previsto que hoy finalice el período de conciliación obligatoria, dictado por el Ministerio de Trabajo, pero hasta ahora no hubo respuestas del sector patronal.

El diputado nacional y secretario general de la Federación Argentina de Petroleros y Gas Privados, Alberto Roberti, anunció el inminente inicio de un paro total de actividades.

El sindicato dio por terminada la conciliación obligatoria, que finaliza hoy, al conocerse que hubo despidos, denunció el secretario general de los Petroleros de la provincia de Entre Ríos, Juan Ayala. Dijo que los despidos se registraron en empresas que operan en Buenos Aires y Rosario, y advirtió que si se extiende la protesta “podría llegar a producirse una escasez de gas”.

Desde Corrientes, Jorge Litvak de Amarilla Gas anticipó a El Litoral que la situación se agravará, ya que desde el pasado jueves se paralizaron los envíos de las plantas que están con medidas de fuera. A su vez, Total Gas atraviesa una misma realidad.

Ambas firmas coinciden en que “vamos a tener muchos problemas si se corta la llegada de camiones”, lo cual es prácticamente un hecho por la postura asumida por los gremialistas que reclaman falta de respuestas empresariales.

Por otra parte, Roberti criticó el sistema de subsidios para asistir a las empresas del sector y lamentó: “Estamos pagando 2,20 dólares para los productores locales, mientras se pagan 14 dólares a Bolivia y 16 a Qatar”.

Opinó sobre esta coyuntura que “se tiene que terminar con esta política de subsidio”, remarcó.

Los operadores locales coincidieron en que los conflictos gremiales van a afectar directamente la distribución de garrafas en los barrios capitalinos, en especial aquellos tubos que llegaban a los usuarios bajo el rótulo de sociales, por los cuales se abonan 16 pesos, que es el valor estipulado de acuerdo con las normativas nacionales, algo que tiene nulo cumplimiento en comercios locales.

Comentá la nota