Los petroleros eligen en un clima de tensión

Los petroleros eligen en un clima de tensión
Más de 9 mil afiliados elegirán en el poderoso Sindicato del Petróleo y Gas Privado. Habrán veedores del Ministerio de Trabajo de la Nación y un inusual
Con un padrón de 9.237 afiliados, hoy el Sindicato del Petróleo y el Gas Privado del Chubut elegirá sus nuevas autoridades. Hay dos listas en pugna: la Azul y Blanca que impulsa la reelección del actual secretario general, Mario Mansilla y la Azul que lo hace con el actual Secretario de Organización, Jorge Ávila.

Será la primera vez desde que ocupa el máximo cargo sindical que Mansilla tendrá oposición y surgida de su propio riñón. El propio Ávila, Rudy Fournier (secretario adjunto) y Ángel Capurro (secretario gremial) integran su actual comisión directiva y tienen mandato vigente hasta fin de año.

La interna petrolera se ha “jugado” en un escenario enrarecido y con numerosos hechos de violencia incluyendo asambleas que finalizaron con incidentes, portación de armas de fuego y acusaciones cruzadas. Esto ha generado un inusual operativo de seguridad para garantizar la seguridad del acto eleccionario como también que los afiliados puedan decidir libremente a través de su decisión en las urnas.

Mansilla, exconcejal 1993/7, lamentó durante la campaña que se lo haya “agraviado” y el presunto ataque a la “casa de los trabajadores” como denomina al gigantesco gimnasio sindical que albergó desde su inauguración a tres presidentes que visitaron la ciudad (dos veces, Néstor Kirchner y Cristina Fernández), lo que también refiere a la fuerte influencia política que tiene ésta organización sindical que incluye a trabajadores de la rama petrolera de las ciudades de Comodoro Rivadavia y Sarmiento. El candidato oficialista prometió construir la futura clínica en terrenos aledaños a la sede en el barrio Pueyrredón y no dudó en advertir “factores externos” tomando parte de la interna.

Por su parte Ávila fijó en campaña una firme postura respecto a las operadoras y llevó a los afiliados, una propuesta de “apertura” sindical en la que no solamente puso en la balanza, las conquistas salarias logradas sino más servicios y beneficios para las familias de los trabajadores. La Agrupación 7 de octubre de “Trabajadores Petroleros Unidos” - lista Azul- plantea la renovación de la actual conducción tras haber sido parte integrante del proceso de engrandecimiento sindical que los petroleros iniciaron tras la privatización de YPF y posteriormente con la toma de la empresa Termap en Caleta Córdova.

La Policía destacará 60 hombres, mientras que Gendarmería Nacional aportará 50 efectivos montándose un operativo pocas veces visto en una elección sindical que se vivirá desde las 8 y hasta las 20 en la sede del gremio. Habrá 12 urnas, una exclusiva para mujeres y jubilados. Con la mediación del Gobierno provincial se pactó con las empresas que no se descontará el día de trabajo para que todos puedan concurrir a los comicios. También se determinó a través del Ministerio de Trabajo de la Nación, la llegada a la ciudad de nueve veedores que garantizarán el normal desarrollo del acto.

El jefe de la Unidad Regional, comisario Luis Buttazzi confirmó el operativo especial de seguridad que tendrá “más recursos humanos y materiales”. Regirá desde las 8 y hasta las 24. Los gendarmes se ubicarán en inmediaciones de la sede gremial. “Está previsto instalar un marco para la detección de metales”. Colaborarán la Secretaría de Seguridad Vial de la provincia y Transito municipal.

Todo se debe “a los antecedentes previos: se diagramaron refuerzos en distintos puntos de la ciudad que consideramos vulnerables, para evitar incidentes. Como son 10 mil electores hay que prever cualquier tipo de manifestación y garantizar normalidad y cordura”.

Finalmente, el jefe policial anticipó que se trabajará en toda la prevención. “Vamos a trabajar sobre distintas hipótesis y en base a eso esperamos que salga lo mejor posible. Hay que prever cualquier tipo de situación anormal”. En tal sentido aseguró que “desde hace dos días tenemos gente que está haciendo servicios adicionales para custodiar bienes y personas que piensan que pueden tener un perjuicio personal”.

Algo de historia

El Sindicato nació el 10 de junio de 1962 como consecuencia del boom petrolero que generaba la política hidrocarburífera del presidente Arturo Frondizi. El crecimiento de la explotación en los distintos yacimientos de la cuenca del golfo San Jorge, fundamentalmente en Cerro Dragón, y la necesidad de mejorar esas condiciones laborales, hizo que los trabajadores petroleros conformaran su sindicato. Ese día se formó la primera comisión directiva del Sindicato. Tras la intervención por el gobierno militar hasta 1985 y ya en democracia, se produjo la normalización que llegó con Mario Quinteros como secretario general, luego continuó la gestión de Francisco Reynoso y finalmente desde 1998, Mario Eduardo Mansilla. En 2007 el sindicato se independizó de la Federación Argentina Sindical del Petróleo y Gas Privado.

Comentá la nota