Petroleros levantan el paro, pero igual faltarán garrafas

Petroleros levantan el paro, pero igual faltarán garrafas

Al menos hasta la semana que viene se sentirá el déficit, tras varios días de huelga. La falta de distribución afectó la provisión. Ayer se llegó a un acuerdo que destrabó el conflicto tras una reunión en Buenos Aires

Ayer los petroleros levantaron la medida de fuerza que había comenzado a principio de la semana. Tras una reunión entre representantes de los trabajadores y los empresarios se llegó a un acuerdo en lo que respecta al pedido de incremento salarial y el convenio colectivo de trabajo, los reclamos que motivaban la protesta de los trabajadores en todo el país y había ocasionado faltante de garrafas.

Al cierre de esta edición, en comunicación con Diario UNO de Santa Fe, Fernando Gainza, secretario general del Sindicato de Petroleros y Gas Privado de Santa Fe, aseguró que “si bien aún falta la firma del acta correspondiente, lo acordado tras la reunión de este viernes hizo que se levanten las medidas de fuerza”.

En lo que respecta a la distribución de gas en garrafas, el problema estará solucionado durante la semana que viene, ya que las plantas fraccionadoras y distribuidoras no funcionan los sábados.

Vale recordar que el jueves se había llevado a cabo una reunión en el Ministerio de Trabajo de la Nación, entre la Federación Argentina Sindical del Petróleo, Gas y Biocombustibles y los representantes de las empresas, y no habían podido llegar a acuerdo en la paritaria salarial que lleva más de dos meses. Por este motivo, el gremio decidió continuar con el paro que comenzó el lunes y concluyó ayer.

La huelga había afectado seriamente a la ciudad de Santa Fe, la región y algunas zonas del país, donde se había paralizado la comercialización del gas licuado (GLP), el combustible de los tubos y las garrafas por la falta de abastecimiento.

En declaraciones a medios nacionales, el secretario general del sindicato y también diputado por el Frente Renovador que lidera Sergio Massa, Alberto Roberti, había informado que el sindicato solicita el 32 por ciento de aumento salarial y la aplicación del convenio colectivo, pero la representación empresaria –encabezada por YPF, Shell, Total y Petrobras, hasta el viernes no había respondido.

Ni en el depósito

Diario UNO realizó un relevamiento por algunas de las empresa distribuidoras de gas en garrafas y todas coincidieron en que ya no tenían unidades. Este fin de semana esa situación no se podrá recomponer, sino recién hasta el inicio de la semana próxima. 

Muchas de ellas habían decidido dejar la distribución a los comercios y solo vender al público para “estirar unos días más”, pero ya no queda stock y no se conseguía este tipo de insumos. El temor generalizado era no saber cuándo se destrabaría el conflicto, lo que finalmente sucedió anoche. 

Si bien la región no atraviesa una ola polar, el frío se siente y las ventas crecen en esta época del año. 

Desde Amarilla Gas, una de las vendedoras aseguró que “no tenemos ni un envase lleno. Hasta lo que teníamos en depósito se vendió. Estamos así desde el jueves a la tarde y si no reponen no podemos vender”. La misma situación atraviesa la firma Costamagna Gas, que hasta ayer al mediodía tenía algunas garrafas pero pasada esa franja horaria, no pudieron seguir vendiendo.

Garrafa a menor costo

Desde la Dirección de Derechos Ciudadanos del municipio santafesino aseguraron que durante esta semana recibieron un importante número de consultas como consecuencia de la suspensión de la comercialización de las garrafas a un precio diferencial, que realizan a diario en los distintos puntos de venta designados. Esta semana no hubo venta, y aún no se definió qué sucederá en los próximos días.

Por su parte, la Municipalidad de Santo Tomé comunica que con motivo de esta medida de fuerza, se suspenderá la venta de garrafas sociales prevista para el próximo lunes 29 en jurisdicción de la vecinal Adelina Centro. Vale destacar que el retorno de la actividad será informado oportunamente, a medida que se vaya distribuyendo las garrafas, luego del levantamiento de la medida de fuerza.

Comentá la nota