Los petroleros levantaron la toma del puerto Punta Loyola

Los petroleros levantaron la toma del puerto Punta Loyola
Los petroleros desocupados que tomaban la planta de Punta Loyola abandonaron ayer las instalaciones. Estuvieron allí desde el lunes 22 y provocaron la paralización de la producción, dejando pérdidas millonarias en regalías a la provincia y el Estado nacional. Luna advirtió que el sindicato seguirá tomado.
En las primeras horas de la noche de ayer, los “petroleros” desocupados que mantenían tomada la planta de almacenamiento de crudo en Punta Loyola entregaron las instalaciones. Personal del Juzgado Federal se acercó hasta las instalaciones de la operadora Petrobras para constatar el estado en que se encuentra el edificio.

Cabe acotar que este grupo de desocupados pertenecen en su mayoría a la empresa Estrella, siendo que los trabajadores estaban bajo contrato de plazo fijo y por distintas razones de operatividad, los mismos no se renovaron. Los ocupantes estuvieron apostados en el lugar desde el pasado lunes 22 de octubre, tres semanas después que ocuparan la sede gremial.

Asimismo, quien encabezaba la toma, Carlos Luna, es muy cuestionado por autoridades de diversas operadoras y por los mismos delegados del intervenido Sindicato de Petroleros Privados.

Luna confirmó que la determinación a la que arribaron de desocupar las instalaciones, aunque aseveró que la sede del sindicato en Río Gallegos “seguirá tomada hasta encontrar soluciones a sus peticiones laborales y de mayores inversiones”.

Si bien las razones de abandonar la planta de almacenamiento fueron variadas, advirtieron la actitud como “una señal, seguimos abiertos al diálogo”, dijo el petrolero.

Se presume que la determinación del Juzgado Federal de ordenar el desalojo de la misma, orden emitida una semana atrás, pero que no había sido acatada por el personal de Gendarmería Nacional, habría sido el mayor desencadenante de la dimisión de los ocupantes.

Comúnmente suele ser un escribano público quien toma nota y certifica el estado de las instalaciones que fueron ocupadas, aunque en esta oportunidad dicho funcionario podría haber sido acompañado por personal de la Justicia, al existir de por medio una denuncia penal.

Mientras que por la toma de Punta Loyola la denuncia fue presentada por los asesores letrados de Petrobras, la correspondiente a la sede gremial la ejecutó el 23 de octubre el abogado que representa al gremio, Dr. Sandro Levin.

Cabe consignar que al momento de la toma, Luna aseguraba que ocupaban las instalaciones porque consideran que es apremiante que las compañías petroleras realicen las inversiones en el sector para garantizar los puestos laborales.

“Fuimos claritos hace tres semanas, cuando tomamos la sede de nuestro gremio, para ver si teníamos una respuesta de la Federación. El plan de nosotros es inversión e igual trabajo, y el mismo fue transmitido al Gobierno nacional y a las operadoras, pero lamentablemente hace tres semanas que estamos con esto y no tuvimos respuesta”, dijo

“Acá se cortó la paz social por culpa de las operadoras, porque no hicieron las inversiones. No estamos lejos de la realidad, ya que el gobernador también pidió a las petroleras que realicen inversiones”, agregó el vocero de los desocupados.

La mayor preocupación por esta toma y los tiempos que transcurrieron fue la posibilidad latente de que provocara un desabastecimiento de gas en las localidades de El Calafate y la Cuenca Carbonífera, ya que se preveía que de continuar con la ocupación, comenzarían las repercusiones en dichos lugares para el sábado próximo.

Ante ello, la ministra de Gobierno, Paola Knoop, convocó a conformar un equipo de emergencia, que se reunió ayer por primera vez, para delinear acciones ante una eventual falta de fluido. Esto, tras conocerse la desocupación de la planta, habría quedado sin efecto.

Por otra parte, Petrobras SA también le comunicó a la Secretaría de Energía de la Nación las consecuencias que traerá la continuidad de esta ocupación de la Planta Terminal Punta Loyola. Allí consigna que desde el 22 de octubre al 02 de noviembre, la pérdida de producción en el área mencionada alcanza los US$ 5.099.000, en tanto que la pérdida en metros cúbicos de gas por día alcanzará este viernes los 3.458.400 metros cúbicos.

Además señalan que la toma de la planta afecta en la actualidad la carga en los barcos del crudo destinado para las refinerías y posteriormente traerá aparejadas demoras de varios días para normalizar la situación.

Según un informe del Instituto de Energía de la provincia (IESC), “las pérdidas de regalías que percibe la provincia, asociadas al paro antes mencionado, al cierre de la producción para el día jueves ascienden a la suma de $ 1.900.000,00”.

Las pérdidas diarias por regalías que deja de percibir la provincia, ante el inminente paro total de actividades de la Cuenca Austral, ascienden a $ 615.000,00.

Comentá la nota