Los petroleros no paran y ahora van por un aumento

Los petroleros no paran y ahora van por un aumento

Negocian con las empresas un acuerdo por tres meses. Es porque no se modificará Ganancias.

Comenzaron reclamando la suba del piso del impuesto a las ganancias y todo derivó en la posibilidad de un acuerdo salarial “puente” por tres meses. En consecuencia, el Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa levantó el paro previsto para hoy. La negociación continuará la semana próxima.

El secretario general del gremio, Guillermo Pereyra, anticipó a LM Neuquén que irán con un pedido cercano a los 50.000 pesos, no remunerativos, pagaderos en el período enero-marzo. Y reclamarán que parte de esta suma se pague en los salarios de diciembre.

“Ante la imposibilidad de discutir Ganancias, buscamos otro camino. Como a nosotros se nos vence el último acuerdo salarial en diciembre, vimos esta alternativa como una posibilidad de encontrar alguna solución”, dijo Pereyra.

Según informó al término de la reunión desarrollada en las oficinas de la secretaria de Trabajo, Noemí Rial, el paro, en consecuencia, “quedó suspendido”. Por lo tanto, se evitará el daño cuantioso que tiene lugar en este tipo de medidas de fuerza, que afectan la producción.

A través de un comunicado, la cartera laboral informó que se acordó la constitución de una mesa de diálogo tripartita (empresas, gremios, gobierno) para analizar la renovación del acuerdo salarial vigente hasta el 31 de diciembre de 2014.

Se fijó una nueva reunión para la próxima semana, y las empresas se comprometieron a mantener reuniones directas con los sindicatos del personal jerárquico, por un lado, y con los petroleros privados, por el otro, para abordar las particularidades de cada sector.

La reunión estuvo encabezada por el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, acompañado por Rial, y representantes de la Cámara de Empresas Petroleras.

Tras el encuentro, quedó evidenciado un cambio de perfil en la negociación.

El gremio neuquino había promovido el reclamo con la suba del piso del impuesto a las ganancias como bandera, algo que de haberse concedido hubiera motorizado con más énfasis reclamos de otros sectores sindicales.

Fue una salida intermedia, que en algún punto deja conformes a los sectores participantes, que de todos modos deben rubricar lo de ayer en una próxima negociación.

El paro que estaba previsto para hoy iba a afectar la extracción de gas y de petróleo de Neuquén, Chubut, La Pampa, Río Negro y Santa Cruz, las principales provincias productoras del país.

Comentá la nota